Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS
Mostrando entradas con la etiqueta bebés. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bebés. Mostrar todas las entradas

Alimentación completamentaria: ¿Conocéis el BLW?

¡¡Hola a tod@s!! Hoy vamos a centrarnos en los más peques de la casa y vamos a hablar de la Alimentación Complementaria del bebé. Este tema da para mucho, así que hoy voy a contaros en qué consiste el método BLW (Baby Led Weaning).


¿A qué llamamos Alimentación Complementaria?
Es la incorporación de alimentos y agua distintos a la leche materna o artificial, siguiendo siendo ésta la principal fuente de alimento del bebé. Complementa para aumentar el aporte de algunos nutrientes y es el comienzo del aprendizaje de comer del bebé.

Subrayo que complementa y que es un aprendizaje porque muchas veces se piensa que cuando el bebé empieza con la alimentación complementaria (AC) tiene que comer bien y en cantidad porque si no puede enfermar. Suele ser una causa de preocupación de muchos aitas y amas. La alimentación complementaria es momento de aprender, no es su principal fuente de energía ni de nutrientes. Ésta sigue siendo la leche materna o en su defecto, la leche artificial.

¿Cuándo iniciamos la Alimentación Complementaria?

La OMS y la Asociación Española de Pediatría recomiendan iniciar la AC a partir de los 6 meses. La madurez gastrointestinal a partir de los 6 meses es completa, por tanto el bebé está preparado para tolerar alimentos distintos a la leche materna.

¿Cómo?
Existen 3 enfoques distintos para iniciar la Alimentación Complementaria
  • BLW (Baby Led Weaning ó Alimentación dirigida por el bebé)
  • BLISS (Baby Led Introduction to Solids)
  • Papillas
Si no me equivoco, de los tres enfoques el que más conoceréis es el de las papillas. Se lleva utilizando desde los últimos 50 años y consiste en dar alimentos al bebé a la boca triturados en forma de puré.

Hoy os vengo a hablar del BLW y su versión 2.0 que es el BLISS. Se llama Baby Led Weaning ó alimentación autorregulada por el bebé. Consiste en ofrecer alimentos sólidos con una textura blanda para que el bebé se lo lleve a la boca, lo aplaste, lo manipule, experimente, se manche y lo pruebe.


Otros países como Reino Unido, Nueva Zelanda y Canadá llevan ya tiempo aplicándolo. Incluso en Reino Unido, personal sanitario acude a casa a explicar el método, asiste y resuelve las dudas que puedan tener las familias.

En nuestro entorno, cada vez hay más familias que lo conocen y lo practican pero muchas veces la información para llevarlo a cabo la obtienen de Internet. Existen bastantes profesionales sanitarios que no están actualizados en el tema y esto lleva a que se utilicen estos medios. Es importante acudir a un profesional, que esté al día para que nos pueda asesorar en la alimentación de nuestros txikis. La formación y renovación continúa en nutrición es fundamental.

¿Cuándo podemos empezar con BLW?

Como hemos dicho la AC debe empezar a partir de los 6 meses pero debemos dar prioridad frente a la edad que nuestro cumpla estos tres requisitos:
  • El bebé debe mantener la cabeza erguida y sentarse.
  • Tiene que ser capaz de mirar el alimento, cogerlo con las manos y llevárselo a la boca sin ayuda.
  • Debe haber perdido el reflejo de extrusión. Este reflejo hace que el bebé empuje instintivamente cualquier cosa que note en la parte anterior de la lengua para evitar atragantarse.
Si no cumple alguno de estos requisitos, sólo hay que esperar. En esta infografía mi compañera Iria Quintáns nos indica qué debemos tener en cuenta para iniciar la alimentación complementaria. Podéis seguirla en Aprendiendo a comer en familia donde cuelga videos de cómo practica BLW con su peque y dando un montón de consejos súper útiles.

https://www.youtube.com/watch?v=1AjPTFe2mhc

Beneficios del BLW
  • Aseguramos una Lactancia Materna exclusiva hasta los 6 meses ó Lactancia Artificial
  • No se obliga a comer al bebé
  • Los niños que han practicado BLW tienen menos aversiones a los alimentos cuando son mayores
  • El riesgo de padecer sobrepeso en el futuro es menor.
  • El bebe se familiariza con los sabores individuales de cada alimento
  • El bebé come la comida del resto de la familia
  • Tienen un mayor desarrollo de las habilidades motoras
  • El bebé autorregula su ingesta, es decir, no alteramos su mecanismo de hambre y saciedad porque no le obligamos a comer.
  • Es beneficioso para la alimentación de toda la familia
El BLW se relaciona con una alimentación saludable, por lo que siempre se le ofrecerán alimentos saludables al bebé.

Posibles riesgos del BLW
  • Déficit de hierro
  • Riesgo de atragantamiento
  • Menos ganancia de peso
De la preocupación de las madres y padres por los posibles riesgos que podría suponer este enfoque nació el BLISS. Es la versión mejorada ó versión 2.0 del BLW en la que se prioriza los alimentos ricos en hierro y energía. Por tanto, en las comidas se ofrecerá:
  1. Un alimento rico en hierro: carnes, legumbres, pescados…
  2. Un alimento rico en almidón: patata, pan integral sin sal, pasta, arroz…
  3. Un alimento rico en grasas: aguacate
  4. Una o varias hortalizas
  5. Una o varias hortalizas: ricas en vitamina C si el alimento rico en hierro que ha tomado es de origen vegetal.
¿Qué características tendrán estos alimentos?
-Tendrán una textura blanda, de forma que el bebé pueda aplastarlos entre la lengua y el paladar.
-Tendrán forma de dedo alargado para que el bebé pueda cogerlo fácilmente, deberá sobresalir de su mano porque será realmente lo que ellos acabaran comiendo, chupando…


¿Qué alimentos no se deben ofrecer para evitar atragatamiento?

  • Manzana y zanahoria cruda
  • Salchichas
  • Frutos secos
  • Uvas, cerezas, tomatitos cherry
  • Maiz
  • Palomitas de maíz
  • Biscotes, picos de pan
  • Vegetales crudos
  • Trozos de carne grandes
¿Qué debemos tener en cuenta?
  • El bebé come solo, no le meteremos nosotros nunca el alimento a la boca, de esta forma él lo gestionará mejor.
  • El bebé come solo pero siempre acompañado por un adulto
  • El bebé debe estar sentado y erguido, las hamacas no se recomiendan en absoluto.
  • Deberemos probar los alimentos que le vamos a ofrecer para comprobar que la textura es la adecuada para el bebé.
  • Que tendremos que limpiar un montón 😂
 

Bueno, ya conocéis una forma más de empezar con la Alimentación Complementaria. Cada familia debe elegir cúal es la forma de iniciar este camino, en mi caso con Unai, mi primer txiki, elegí la tradicional, porque también es cierto que no conocía ninguna más. Sin embargo, con Jon hemos practicado una mixta porque al ir a a la guarde nos resultaba más fácil. No hay mejores ni peores porque lo que elijáis será porque lo consideráis lo mejor para vuestr@s niñ@s!!

Es importante que si tenéis dudas acudáis a un profesional que os ayude a resolverlas.

Un abrazo y si os ha gustado... ¡¡compartid!!


https://www.facebook.com/josunecirizaorientacionnutricional/?fref=ts





Planeta KA, un mundo para que descubran los bebés en el Museo de Reproducciones de Bilbao

Cuando pensábamos que pocas programaciones faltaban por llegarnos para estas navidades... nos damos cuenta de lo equivocadas que estábamos. Ahora es el Museo de Reproducciones el que nos presenta su agenda para los próximos días 22 y 23 con un espectáculo que muchos igual conocéis porque pasaron las navidades pasadas por Azkuna Zentroa y hace poquito por Kultur Leioa. Hablamos de Plantea KA, una obra especialmente pensada en bebés hasta los tres años, para que que sean ellos por sus propios medios quienes descubran texturas, suelos irregulares, huecos en los que esconderse... Nosotros lo descubrimos el año pasado en Azkuna Zentroa y la verdad es que la media hora que dura se nos hizo corto.

Aquí podéis ver un vídeo en el que se puede apreciar en qué consiste:


La propia compañía, Imaginart, nos explica que KA es un planeta desconocido, un territorio montañoso de colores y texturas suaves, con cráteres, cuevas y rincones que esconden sorpresas.

Un explorador se adelanta para descubrir esta tierra misteriosa. Recorre los relieves y los contornos, e invita a los niños y niñas a seguirle. Planeta KA propone a los niños y niñas un espacio privilegiado para descubrir su entorno: texturas diversas, suelos irregulares, cuevas y espacios secretos, pendientes para escalar o por donde deslizarse, efectos sonoros y visuales que se activan con su presencia... ¡¡En esta obra lo que está prohibido es no tocar!!!


Pues si os animáis, os avanzamos que los días 22 y 23 de diciembre a las 16:30, 17:30 y a las 18:30 en el Museo de Reproducciones, tendremos la oportunidad de participar, aunque la inscripción previa es obligatoria, en el teléfono 944 150 231.

Y algo importante, se trata de una actividad gratuita para menores de entre 0 y 3 años, que deberán ir acompañados de una persona adulta, que deberá abonar la entrada. Os incluímos aquí el link de precios, porque aunque la entrada general es de 3 euros, hay descuentos en algunos casos: http://www.museoreproduccionesbilbao.org/es/

Ah! Casi se nos olvida, también os dejamos aquí para que echéis un vistazo a las actividades que han organizado para estas Navidades, esperemos que os gusten. El plazo de inscripción ya está abierto:


Cría y deja criar

Desde  Bilbao, una amatxu nos envía esta reflexión sobre las diferentes formas de criar de amas y aitas. Le ha costado expresar su opinión porque piensa que puede no gustar a todo el mundo o incluso molestar a alguien. Nosotros pensamos que compartir nuestras experiencias y posturas es algo muy enriquecedor o sea que vamos a abrir este debate y... a ver qué os parece:

Acabo de leer un comentario que dice que sólo las madres que dan pecho son felices. Claro que sí!! Así, sin anestesia. Radical!!

Ayer le dí un biberón a mi hijo en el parque. En realidad era de leche materna (aunque no lo fuera, daría lo mismo). Ellas sólo veían que los límites de mala madre habían sido sobrepasados. Qué locura! Estaba dando un bibe a mi bebé de tres meses. Lo que hay que ver!

Estoy un poquito harta de esas miradas inquisitorias. 

Estoy un poquito harta de los comentarios que escucho y leo de supermadres que alargan la lactancia durante meses y meses y solo por eso ya son mejor que tú. Olé por ellas si lo disfrutan. No es mi caso, que me supone un estrés y un dolor que maldito sea. Si lo hago, es por él, porque sé que le hace bien, pero el vínculo madre-hijo del que tanto me hablan, lo consigo jugando, en el baño, dando un masaje...

Estoy un poquito harta de madres (también hay padres) que echan pestes sobre otras que dejan a los txikis la tablet o ver los dibujos en la tele durante más de una hora! Dónde se ha visto eso, por favor!!!

Estoy un poquito harta de las competiciones por ver quién hace el mejor disfraz, el mejor dibujo, el mejor pompón... No es un concurso de padres. Por qué no dejámos que sean los txikis quienes lo hagan aunque ahí estemos para ayudarles a cortar, pegar... Pero sin condicionar su imaginación.

Estoy un poquito harta de todo esto y de hacerme creer que soy peor madre que todas esas que en sus facebooks cuelgan fotos idílicas de lo que ellas consideran un caos, con el único objetivo de que les digamos que "no mujer, pero si tienes una casa preciosa".

Pues no, no soy peor que vosotras, porque todo lo que hago, lo hago con el mayor de los amores y sobre todo, porque lo hago disfrutando con mis enanos. Sin competiciones. Las únicas competiciones que acepto son esas en las que siempre pierdo, porque todas sabemos que nuestros txikis siempre ganan en las carreras por el pasillo.

Me quedo con mi disfraz mal cortado; el sandwich que al intentarlo untar de nocilla se ha quedado un tanto destartalado; el chándal desconjuntado porque al enano se le ha antojado una sudadera que no vale ya ni para pijama; el dibujo en el que lo de no salirse de los bordes es pura ciencia ficción...

Pero también me quedo con todas las sonrisas que recibo al cabo del día sólo por coger en brazos o acunar a mi bebé. Sonrisas de extraños que son fruto de la ternura que un niño provoca, sin pensar si ese niño toma teta, biberón, leche ecológica o la más barata del súper.

Me aplico la máxima. Disfrutar de mis hijos, porque crecen demasiado rápido como para perder el tiempo escuchando lo mala madre que soy.

Cría y dejar criar. Es sencillo.