Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS
Mostrando entradas con la etiqueta escapadas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta escapadas. Mostrar todas las entradas

Gipuzkoa en familia, por Gabarroia

Kaixo, soy Lou y desde hace dos años y medio hablo de planes y rincones de Donostia y Gipuzkoa ideales para visitar con niños/as y en familia en la web Gabarroia. Me hace mucha ilusión que las amatxus de Bilbao Txiki, web que sigo desde hace tiempo y me encanta, me hayan propuesto compartir una pequeña parte de nuestra provincia con todas las amas y aitatxus de nuestra vecina Bizkaia para animaros a que vengáis a visitarnos y descubráis parte de los encantos de nuestra querida Gipuzkoa.

Gipuzkoa es una tierra de contrastes, donde predominan el azul del mar y el verde de sus montes, una provincia llena de historia, con una cultura propia, amante de la naturaleza y de los productos de la tierra.

Desde Gabarroia os proponemos visitar los pueblos costeros de Getaria o Pasaia. Coger la bici y pedalear por el hermoso valle de Leitzaran, conocer más sobre nuestra cultura visitando el Museo de la Sidra en Astigarraga, viajar en el tiempo montado en un tren a vapor del SXIX en Azpeitia o visitar el parque de Mirandaola y su Ferrería. Os mostramos un trocito de Gipuzkoa, para que tanto pequeños como mayores disfrutéis de vuestro viaje.

La ciudad de Donostia/San Sebastián es un imprescindible si vienes de visita a Gipuzkoa, en la web (gabarroia.com) encontrarás diferentes propuestas y planes para recorrer parques, montes o playas y degustar un rico y sano desayuno o merienda con los peques. También hallarás la agenda de planes en familia para el fin de semana o las vacaciones.

¿Preparados para descubrir un trocito de Gipuzkoa en familia?

1. PASAIA Y EL MUSEO ALBAOLA
Muy cerquita de Donostia/San Sebastián, a unos 7 km en coche,  se encuentra la bahía de Pasaia y los cuatro distritos que la conforman; Pasai Donibane (Pasajes San Juan), Pasai San Pedro, Pasai Antxo y Trintxerpe.


Os propongo empezar el día recorriendo el precioso Casco Histórico de Pasai Donibane, el más antiguo de los cuatro distritos y callejear por su única y serpenteante calle empedrada que recorre todo el casco partiendo del barrio Bizkaia y terminando en la cala de Alabortza.


Bordeando la bahía encontraréis las típicas casitas de pescadores, recovecos con mucho encanto, Casas Palacios, la Casa de Victor Hugo que puede visitarse y es de entrada gratuita, la plaza de Santiago o la iglesia de San Juan Bautista entre otros.

HORARIOS VISITA CASA VICTOR HUGO
Horario de invierno: de martes a sábado 10:00-14:00/16:00-18:00. Domingos 10:00-14:00.
Semana Santa, julio y agosto: de lunes a domingo 09:00-14:00 / 16:00-19:00.
Cerrado: 24, 25 y 31 de diciembre / 1 y 6 de enero.

Después de comer en cualquiera de sus bares o restaurantes llenos de encanto, cogeremos la barquita que cruza la bahía y nos lleva hasta Pasai San Pedro. Tiene un coste de 0,70 céntimos y se coge al lado del Humillado. Una vez en San Pedro, nos dirigiremos andando al Museo Albaola, un museo vivo y en constante cambio dónde el visitante podrá “navegar" en la historia pasada y futura de nuestro pueblo.


Una vez en la Factoría marítima, encontraréis tres espacios para visitar. El museo, el taller y lo más impresionante sin duda , la reconstrucción , de manera artesanal, de la nao San Juan, un antiguo ballenero del SVXI .La visita a la zona del museo es adecuada para niños y niñas. Disponen de un folleto explicativo en el que el personaje de "Txo", mediante juegos y preguntas, hace que la visita sea más entretenida para los más pequeños.


A lo largo del año realizan diversas actividades para familias, os recomiendo visitar su web antes de ir, para conocer que actividades tienen programadas (www.albaola.com). Y en este enlace tenéis mucha más información sobre la comarca de Pasaia: www.oarsoaldeaturismoa.eus/es/conoce-oarsoaldea/nuestros-pueblos/pasaia.html.

2. GETARIA EN FAMILIA
Getaria es un bello pueblito costero de Gipuzkoa con un gran pasado marinero que aún puede apreciarse en su puerto, casas, monumentos y su cocina.


Situado a unos 25 km de Donostia, este pueblo costero cuenta con dos playas, Malkorra y Gaztetape, el emblemático monte de San Antón conocido como “el ratón de Getaria”, el Museo de Cristobal Balenciaga, el casco medieval con sus estrechas callejuelas, la iglesia de San Salvador, declarada monumento nacional, el puerto deportivo y otros espacios singulares de la localidad. El monte de San Antón es una isla que se encuentra unida a la villa por medio de un espigón artificial, puede visitarse de forma gratuita y es un plan muy bonito para hacer con los niños. Durante el camino encontraréis unas rocas con unas caras esculpidas, gran vegetación, un faro y en la cima, los restos de una fortaleza. Las vistas sobre la costa son espectaculares.


Además de pasear o ir a la playa, si el tiempo lo permite, otros planes que se pueden hacer con los niños son :
  • Visitar el Museo de Cristobal Balenciaga, ciudadano ilustre de la villa así como lo fue San Juan Sebastián Encano, del que encontrarás varios monumentos por la parte vieja. El museo suele organizar talleres en familia, para ello os recomendamos visitar su web para saber sí el día de vuestra visita hay alguno programado
  • Paseos en barco, excursiones, alquiler de barcos, etc
  • Maisor ( Visitas guiadas+ experiencias)
  • Visitas guiadas a Ezkur Txerri ( Caserio Eguzkitza). Se muestran los cerdos,su alimentación y se va dando una explicación sobre la raza. Además de esto, se da una explicación de nuestros productos y de nuestra producción.
Estas son sólo algunas de las propuestas, para conocer más, visitar la web de los Museos de la Costa Vasca.

3. SAGARDOETXEA, MUSEO DE LA SIDRA EN ASTIGARRAGA
En Astigarra cuna de la sidra por excelencia de Gipuzkoa, se encuentra el Museo de la Sidra o Sagardoetxea.


Sagardoetxea es un lugar donde disfrutar de la cultura de la sidra, seña de identidad de los vascos y de sus costumbres. Una forma de aprender en contacto con la naturaleza, viendo, tocando y degustando... Txotx! Sagardoetxea cuenta con tres espacios diferenciados en los que disfrutar del mundo de la manzana y la sidra: el manzanal, el espacio museístico y la zona de degustación y cata.

1. Manzanal: El manzanal museístico es un espacio al aire libre donde apreciar de una forma dinámica y pedagógica la cultura de la manzana. Aquí se desarrollan diversas actividades demostrativas, enseñanzas, injertos y cultivos acercando al visitante al fascinante mundo de la naturaleza en un contexto ameno y divertido.

2. Espacio museístico: A pie del manzanal, se encuentra el espacio museístico, un centro cerrado dotado con todos los recursos y las tecnologías más avanzadas, que muestra a través de paneles informáticos, material interactivo, fotografías y juegos la historia, el pasado, el presente y el futuro del apasionante mundo de la manzana, la sagardoa y su importancia cultural en Euskal Herria.

3. Degustación y cata: El tercer espacio diferenciado con el que está dotado Sagardoetxea es el dedicado a la cata y degustación de la sagardoa, especialmente a todo lo referente a la iniciación al rito del txotx.

Durante todo el año y en fechas puntuales realizan talleres y actividades para niños/as y familias. Aquí os dejo algunas y para saber más, siempre podéis visitar su web (www.sagardoarenlurraldea.eus)


4-VALLE DE LEITZARAN O VÍA VERDE DE PLAZAOLA
En Gipuzkoa, concretamente en Andoain, cerca de Donostia/San Sebastián, se encuentra el Valle de Leitzaran o Vía verde de Plazaola. Un entorno natural lleno de belleza que nos permite recorrerlo en bicicleta o andando, si el tiempo acompaña, incluso darnos un pequeñito chapuzón, tumbarnos un rato en algún rinconcito y comer algo en sus zonas de merenderos.


Este valle consta de  45km de Vía Verde que unen Andoain y Lekunberri. Un valle que fue punto estratégico durante el siglo XX, por el cual transcurría el trentxiki de Plazaola, uniendo tierras guipuzcoanas y navarras.

El tren txiki atravesaba 66 túneles, 32 puentes y 15 estaciones Hoy en día las locomotoras han dejado paso a cicloturistas y caminantes que disfrutan de un espacio verde sin igual. El valle de Leitzaran es un espacio que cuenta con varias zonas de recreo, la más conocida la de Otita, junto al centro de interpretación y el "puente de las brujas" que se encuentra a 2km de Andoain, otra de las áreas recreativas cercanas a Andoain es el parque de Olazar, que cuenta con parque de juegos, mesas de picnic, barbacoa y una zona de sombra junto al río.


El río que serpentea junto a las rutas nos deja espacios donde poder refrescarse,  tirar piedras y disfrutar de la naturaleza en su estado más puro,algo que sin duda les encanta los niños/as.

Antes de ir ,es interesante conocer un poco la zona para saber que caminos nos interesa recorrer y los puntos de visita más recomendados. Más información en la web  o la guía interpretativa de Leitzaran (www.leitzaran.net)

5. MUSEO VASCO DEL FERROCARRIL DE AZPEITIA.
Si lo que os apetece es hacer un viaje a “través del tiempo”, os recomendamos visitar el Museo Vasco del Ferrocarril en Azpeitia, a 50 km de Donostia.


El museo contiene una de las mejores colecciones ferroviarias de Europa, con vehículos de todo tipo: locomotoras de vapor, diesel y eléctricas; automotores y diversas clases de vagones.

Pero lo que lo hace más atractivo y estimulante es la opción de montarse en un tren de vapor y realizar un recorrido desde el propio museo hasta la estación de Lasao. Os esperan 5 km de paisajes espectaculares a bordo de este antiguo y encantador tren.Visitar Azpeitia y acercarse al Museo Vasco del Ferrocarril es un plan que sin duda gustará tanto a niños/as como a mayores. Si pincháis aquí podéis conocer más sobre nuestra visita en familia a este espectacular Museo Vasco del Ferrocarril.

Y también os animamos a que una vez que estéis en Azpeitia visiteéis el Santuario de Loiola y sus alrededores, no os arrepentiréis.

En este enlace os dejamos Más información sobre  Azpeitia: https://turismo.euskadi.eus/es/localidades/azpeitia/aa30-12375/es/


6. VALLE DEL HIERRO-LEGAZPI - FERRERÍA DE MIRANDOLA
Otro de los planes en familia y con niños/as que me parece imprescindible por Gipuzkoa es acercarse al valle del Hierro y disfrutar del parque de Mirandaola, su Museo, la Ferrería y otros planes en familia que organiza en la comarca en diferentes caseríos para elaborar pan, saber más sobre las abejas y la miel, etc.


El parque de Mirandaola, está situado en el corazón del Valle del Hierro y en él nos encontramos con la Ferrería de Mirandaola, además del Museo del Hierro Vasco, la oficina de turismo, la Capilla de Santa Cruz, y además un frontón, mesas para comer al aire libre, parque infantil con columpios y los caseríos de la zona. Un lugar precioso para disfrutar en familia un día de buen tiempo.


La Ferrería de Mirandaola es una visita que no os podeís perder, además de ser uno de los elementos patrimoniales más importantes de Gipuzkoa, en ella se ofrece un espectáculo único en todo el País Vasco. Los ferrones vestidos como en el siglo XVI ponen en marcha la maquinaria y el agua mueve gigantescos fuelles y martillo con el que golpean el hierro al rojo vivo.

VISITAS
Desde Semana Santa hasta Septiembre todos los domingos la Ferrería de Mirandaola en marcha a las 12:00 y 13:00. ( Octubre consultar). Para grupos y escolares se organizan visitas todo el año. Sin puesta en marcha posibilidad de ver la Ferrería con audiovisual. Se recomienda hacer reserva previa. (943 73 04 28)

Más información: lenbur.com

Sabemos que nos dejamos muchos pueblos y rincones sin recorrer , pero son tantos que los dejaremos para una segunda mini guí. Disfrutar de vuestra estancia por Gipuzkoa en familia! Ondo izan.

Selva de Irati con niños

Hace ya dos fines de semana que nos fuimos a visitar la Selva de Irati en Nafarroa, un destino que nos queda relativamente cerca y que teníamos muchísimas ganas de conocer... ¡¡Ya era hora de que nos animáramos porque, sin duda, vais a ver que esta salida merece la pena!!


Fuimos dos familias desde Basauri y el pueblo elegido como "campo base" fue Otsagabia. El viaje se hace un poquito largo (dos horas y media más o menos) pero íbamos tan animados, tanto los txikis como los grandes, que no nos supuso mayor pega. Nuestro alojamiento, de diez. Una increíble casa rural (www.casamaestroxar.com) situada en el centro de esta maravilla de pueblo. Mezcla de lo tradicional con lo moderno, cuenta con tres habitaciones de dimensiones "gigantes" , con baño completo  también enorme en cada una de ellas. Totalmente equipada y lo mejor es su ambiente muy, muy acogedor.


Y apenas llegar, casi lo primero que hicimos fue aprovechar la barbacoa que tiene en el jardín para preparar una cena en condiciones con productos de la tierra. Aunque hacía un poco de frío y no había demasiada luz... la ocasión lo requería.


El sábado, día fijado para nuestra excursión, amaneció muy nublado y amenazaba lluvia, pero la mañana nos respetó y pudimos disfrutar de ese incomparable paraje que es la Selva de Irati. Nos dirijimos hacia "Casas de Irati", donde hay un puesto de información y también aparcamiento. (Cuidadín con el camino que vienen curvas!!)


Escogimos una ruta que habíamos leído en Internet que era adecuada para hacer con txikis: "El Paseo de los Sentidos".  Fue muy divertido hacer ese camino porque atravesamos tremendos barrizales y hasta tuvimos que cruzar el río... ¡¡dos veces!!  ¡¡Cómo la gozaron los enanos!! Y como todavía teníamos algo de tiempo, después hicimos otro paseo hasta la cascada del Cubo. Otra estampa maravillosa.


Verles correr, saborear el aire libre, la naturaleza, sus ojitos escrutadores que  tratan de abarcar todo...  Intentar responder a sus miles de preguntas ante ese inmenso paisaje que se abre a sus pasitos... Es una experiencia inolvidable y destacar, sobre todo, que momentos así no tienen precio.


Comimos allí mismo, en el bar Casas de Irati, el único restaurante que hay por allí cerquita. Decir que suele tener muchísima gente y que si no reservas puede que toque esperar bastante. Nosotros lo reservamos unos tres días antes y genial.

Ya por la tarde volvimos a "nuestra casita" y como llovía bastante nos montamos un "txikiplan culinario". Nos pusimos el delantal para convertirnos en "masterchefs"  y estuvimos preparando con los peques pizzas y panecillos. ¡¡Los renacuajos disfrutando de la actividad y de pasar tiempo con los aitas y amas y la cena en marcha!! ¡¡Plan perfecto!!



El domingo ya para rematar el finde, aprovechamos la mañana para dar una vuelta por el pueblo, tomar algo y hacer alguna compra. Una localidad preciosa Otsagabia, rodeada de naturaleza a raudales que hay que ir a conocer. Nosotros, sin duda, volveremos. Lo que no entendemos es por qué no lo habíamos hecho antes... 😊😊


Ciudad de las Artes y las Ciencias, un paraíso bajo el mar, por el espacio, el Pleistoceno… y más allá!!

Porque no solo de ruraleo vivimos en Bilbao Txiki, hoy nos lanzamos a escribiros sobre la excursión que, aprovechando uno de nuestros destinos estivales, hicimos  la semana pasada. Nos fuimos hasta la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia, y la excursión no pudo gustarnos más.


Habíamos ido hace unos años, sin txikis, y lo disfrutamos sobremanera, pero esta vez ha sido mucho mejor si cabe. Ya sabéis que yendo con niños, nos invitan a ver las cosas con otra mirada, la que tienen esos que miden poco más de un metro y que desprenden inocencia y emoción cada vez que ven algo diferente. Y para cosas diferentes, las que vieron en esta excursión!


Hicimos excursión de un día, así que no podíamos ver todos los pabellones, por lo que nos decantamos por ver el Oceanogràfic y el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe. Si una cosa nos encantó, la otra más… cada una con sus atractivos, la verdad es que aprovechamos a tope lo que cada pabellón nos ofrecía.


Abren a las 10.00, así que ahí estábamos, sin colas para entrar (compramos las entradas conjuntas para los dos pabellones on line, a 30,80 euros los adultos y 23,30 para los txikis) y antes de comer visitamos el Oceanográfico, con exhibición de delfines –mucho más didáctica que las que hemos visto en otros parques, lo cual nos gustó mucho- y visita guiada a ver las mariposas y otra para ver las aves. Sin parar y bebiendo mucho agua, nos recorrimos prácticamente todo el circuito, aunque dejamos para el final de la tarde, antes de volver a coger el coche del parking, algunas cosillas como los humedales y los cocodrilos.



En Valencia está el acuario oceanográfico más grande de Europa con 110.000 metros cuadrados y 42 millones de litros de agua y en él se escenifican ambientes acuáticos como el Mediterráneo, humedales, mares templados y tropicales, océanos, Antártico, Ártico, Islas y Mar Rojo…Hasta un espacio dedicado a las medusas, que te dejan hipnotizado con su movimiento… si no fueran porque cuando pican son odiosas, la verdad es que son preciosas!


Una vez hecha la mañana, y ya fuera del recinto, comimos unos bocatas y pasta que habíamos llevado para toda la tropa (dentro hay un montón de restaurantes; a modo de ejemplo: paella, refresco y postre, 16,95 euros), así que mientras comíamos, un pequeño descanso y volvimos a la carga! Nos fuimos al museo.


El Museo tiene forma de esqueleto de dinosaurio y dentro (tiene 40.000 metros cuadrados, en tres plantas) hay un montón de juegos interactivos con los que los y las txikis se lo gozarán… y los mayores! Prohibido no tocar, aquí se puede y se debe tocar todo.

Pudimos vernos distorsionados en espejos, comprobar la fuerza que tenemos, ver cuánto somos capaces de saltar, aprender un montón sobre planetas, dinosaurios, física… de todo lo que os podáis imaginar!! Estuvo genial y pudimos aprovechar a explicarles alguna cosilla que, explicada con los ejemplos interactivos que había, siempre pueden aprender un poquito más fácil. Al final de la visita, y después de dibujar dinosaurios (también hay un arenero para descubrir los huesos que están enterrados), nos fuimos a una zona cerrada de juegos en la que pueden estar media hora viendo pequeños animales como conejos, un lagarto o loros, construir con ladrillos que llevan en carretillas y suben con poleas, o ver un vídeo sobre diferentes temáticas relacionadas con la naturaleza o el espacio.


Y a grandes rasgos, así fue nuestra aventura de día en la Ciudad de las Artes y las Ciencias (www.cac.es), la cual nos encantó a txikis y mayores y nos ha dado pie a volver para ir a ver los pabellones que no nos dio tiempo a visitar… el año que viene volveremos a la carga.

Y para finalizar, aquí os dejamos algunos consejos que seguro que os vienen bien si tenéis pensado ir:
  • Mejor llevar visera para los txikis porque cuando el sol pega en Valencia… ya sabéis, la caloret!
  • Dentro las bebidas cuestan entre 1,5 euros el botellín de agua y 5,90 la caña grande de cerveza (2,90 los refrescos, 1,50 o 2 euros el café, dependiendo del bar/chiringuito…)
  • Se supone que no se puede llevar comida, pero no nos registraron nada, así que desconocemos si se puede o no se puede… nosotros solo metimos agua y unas galletas de tentempié para los enanos, además del termo con el puré para la bebé del grupo, que eso sí se puede.
  • Aparcar en el parking del recinto cuesta 6 euros el día siempre y cuando selles el ticket del parking en cualquier tienda de dentro (no hace falta comprar nada).
  • Comprando las entradas directamente en la web de la Ciudad de las Artes y Las Ciencias, con el cógido QR o de barras, con el móvil ya se puede entrar. Atención!!! Luego nos hemos enterado que con las galletas Oceanix, la entrada de niño sale gratis comprando dos de adultos. Echad una ojeada también en la web de TravelClub, que canjeando puntos, las entradas os pueden salir gratis.