Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS
Mostrando entradas con la etiqueta excursión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta excursión. Mostrar todas las entradas

Nos vamos de visita a una granja lechera en Galdames!!

Nuestra amiga Itziar y su pareja Miguel se han animado a escribirnos para comentarnos que están haciendo visitas guiadas a su granja de vacas lecheras para familias con txikis. Una salida que nos ha parecido muy apetecible para disfrutar en familia o en cuadrilla.

https://www.facebook.com/granjamurrieta/?ref=br_rs

Su granja está situada en Galdames y la actividad que nos proponen suele durar entre hora y media y dos horas. Itziar y Miguel nos explicarán cómo viven sus vacas, qué comen, por qué son rumiantes, las diferentes edades (terneras, novillas, vacas)... Y no solo eso, tendremos la oportudidad de aprender cómo se ordeña en la sala del robot, cómo se prepara la comida con el tractor y el Unifeed, la reproducción... ¡¡y muchas cosas más!!

https://www.facebook.com/granjamurrieta/?ref=br_rs

Por ejemplo, llevan a cabo diferentes actividades como ordeñar una vaquita, tocar las terneras, y un juego por equipos de familias que no nos han querido desvelar... ¡¡sospechamos que tiene que ser la mar de entretenido!! También veremos qué pasa luego con la leche obtenida y acabaremos degustando leche templadita y/o postres lácteos con leche de los animales de la granja. Este finde tiene yogures Kaiku para que se lleve cada familia que se acerque a disfrutar de este fabuloso txikiplan.

https://www.facebook.com/granjamurrieta/?ref=br_rs

Y decir que, ante todo, Itziar y Miguel pondrán todo su empeño en hacernos la visita en un ambiente didáctico y muy ameno,  incluso divertido... ¡¡que si no los renacuajos se nos aburren enseguida!!

https://www.facebook.com/granjamurrieta/?ref=br_rs

La tarifa es diez euros por adulto y los peques gratis. Si os ha gustado esta idea para disfrutar en familia tanto como a nosotras y queréis conocer un poco más acerca de esta pareja, podéis seguirles en facebook.com/granjamurrieta. Están  en Galdames, a 1,5km de la Ferreria del Pobal de Muskiz, y os podéis poner en contacto con ellos en el 626324472 donde os informarán gustosamente de todo lo que queráis.

Enkarterri: plan variopinto entre boinas y estalactitas

Hace escasos días decidimos pasar el día por Enkarterri, todo un planazo porque además, aunque daban lluvia, el tiempo respetó nuestro txikiplan, y lo pasamos bomba. La idea era visitar el Museo de la Encartada, comer en Balmaseda y conocer las Cuevas de Pozalagua, que aunque parezca mentira, no las conocíamos.


Antes de entrar al museo, como íbamos con tiempo, aprovechamos a que corretearan un poco y jugaran en los columpios de fuera.


Y ya en el museo de boinas nos enseñaron toda la fábrica y nos explicaron toda la historia de la industria textil hasta finales del siglo pasado, una actividad bastante rara en Euskadi, donde se apostó por otro tipo de industria. Quizás por eso nos pareció más especial si cabe.


Fue muy interesante conocer cómo se fabricaban txapelas y mantas hasta 1992 en Balmaseda, y hasta pusieron en marcha toda la maquinaria para que viéramos cómo funcionaba todo.


La verdad es que íbamos con la idea de ver boinas y poco más, y la visita fue realmente interesante. Después de ver máquinas enormes, muchas de ellas llegadas a finales del siglo XVIII de plena revolución industrial inglesa, así como la casa burguesa que hay en la planta alta de la fábrica (algo que a los txikis les suscitó un interés extra…y es que entendieron “casa hamburguesa”…), pudimos ver un vídeo en el que se explicaba todo el proceso de producción. Se puede elegir el vídeo explicado para txikis y para adultos, y tanto en euskera como en castellano. Vimos el vídeo de txikis en euskera y la verdad es que explica bastante bien el proceso.


El personal que nos atendió fue súper atento y profesional, y una cosa súper importante… nos confirmaron que Olentzero es cliente VIP y que pasa cada año por allí a renovar su txapela! ¿Os imagináis que nos lo llegamos a encontrar?

Después de la visita comimos en Balmaseda y pasamos un buen rato jugando en los columpios de Santa Clara, un parque temático donde los columpios recrean un pueblo medieval. Con castillo y todo! Están frente al Hotel San Roke. ¿Qué no conocéis estos columpios? Pues ya estáis tardando, porque son una pasada!!! Eso sí, con la tirolina no sabemos quiénes se lo pasaron mejor.. si los txikis o los aitas!! Bueno… sí lo sabemos, sí!!


Y después de jugar un rato en este parque, al que tenéis que ir, nos fuimos a las Cuevas de Pozalagua, unas cuevas chulísimas que no conocíamos, y mirad que las tenemos cerca!!


La carretera para llegar se hace complicada y con paradas necesarias (al menos en nuestro caso) para que los txikis no se mareen, pero merece la pena. Pasamos por el Karpin y unos pocos kilómetros más adelante por fin ya llegamos! La visita dura 45 minutos y tienen un precio de 7 euros para adultos y 4 para txikis.


Dentro de la cueva no se puede hacer fotos, así que la que veis la hemos cogido de la página web de Diputación para que os hagáis una idea de cómo son por dentro. Tampoco se pueden usar linternas, así que nuestros txikiexploradores, aunque iban muy bien preparados, las guardaron en sus mochilas sin rechistar.

Si os preguntáis si se puede ir con niños pequeños, os decimos que sí, incluso con sillas o coches, pero con algún apunte que os contamos. Durante todo el trayecto se va por una pasarela habilitada, pero hay un par de tramos de escaleras que tendréis que subir las sillas a pulso, incluso un tramo que deberéis subir en volandas la silla durante medio metro porque la pasarela se estrecha y la silla no cabe. Nosotros lo hicimos con silla y la verdad es que no es tanto trastorno como pueda parecer leyendo esto.


Si aún os sobra tiempo, podéis acercaros a la salida del Centro de Interpretación que hay frente a las cuevas, desde donde hay unas vistas de todo el valle realmente preciosas.


¿Qué os parece nuestro txikiplan para estos días que tenemos por delante? A ver si os animáis y luego nos contáis si ha merecido la pena o no. A nosotras, desde luego, el plan nos encantó!

Karpin, una excursión para ver dinosaurios que nos enseña a respetar a los animales y el medio ambiente

Vaya, vaya… tenemos un puente por delante y las opciones de planes se multiplican!! Hace un par de semanas, aprovechamos los festivos para hacer una #txikiescapada a Jurasic Park… Bueno… a un sitio parecido!! Os lo contamos! Bienvenidos a Karpin Abentura!


En realidad, Karpin es un centro de acogida de animales silvestres que por diferentes motivos han debido ser acogidos para su cuidado. A veces son procedentes de decomisos por tráfico ilegal, o son mascotas abandonadas, o se trata de fauna autóctona irrecuperable procedente de centros de recuperación… En definitiva, que se trata de un parque que les da una segunda oportunidad.


El día que fuimos parece que a todos se nos ocurrió la misma idea, porque el parque estaba hasta los topes, pero la suerte es que es tan grande - 20 hectáreas de finca- , que la verdad es que se estaba de maravilla.


A lo largo de toda esta finca boscosa hay 55 especies diferentes, y además de animales vivitos y coleantes, nos encontramos con una zona en la que viven los dinosaurios. Hay que entrar con mucho cuidado, porque está llena de ignitas o huellas, prueba hiper-mega-irrefutable de que allí viven especies que en ningún lugar del mundo más viven… porque claro, los dinosaurios se han extinguido, pero en Karpin no, ahí perduran al paso y al paso y al paso… del tiempo! Sí, también a los gritos de los txikis que les visitan!!!


A través de la guía de unos paleontólogos, que nos dan la bienvenida a la entrada de la zona de dinosaurios, nos vamos encontrando con reproducciones (venga, vale, aceptamos que son réplicas!!!) a tamaño natural de las especies de dinosaurios más llamativas. Incluso hay que estar atentos porque también se mueven y gritan de una manera que como nos pillen desprevenidos…




Al margen de animales, y dinosaurios, también hay una zona enorme de columpios, con un tobogán larguííísimo, juegos, arenero… vamos, de todo!


Nos hizo un día buenísimo y aprovechamos a comer sentados todos juntos en la hierba (también hay un bar que sirve comidas, por si lo preferís), y la verdad es que nos lo pasamos genial, porque además de darnos pie a concienciar a los y las txikis de que esos animales viven allí porque están malitos o han sido abandonados, también nos permitió a hacer una excursión al aire libre, con amigos del parque, para aprender a cómo debemos comportarnos ante el medio natural y comprometernos con la sostenibilidad, tanto del entorno como con el respecto a los animales.


Sin duda, a una horita de Bilbao, es una muy buena opción de excursión! Aquí os dejamos los precios de las entradas y los horarios del parque, para que valoréis la próxima escapada, y eso sí, si vais a ir por la A-8, echad una ojeada previa a cómo está, porque ya sabéis que dependiendo de qué finde sea, o si es puente… la caravana puede estar asegurada!!

Ondo pasa!!!



Tierra rapaz, el paraíso de las aves rapaces

Cada vez que vamos a un mercado medieval solemos encontrarnos con halcones y demás aves rapaces que nos trasladan en el tiempo a aquellas épocas en las que estos animales eran un medio de comunicación más y llevaban mensajes allá adonde sus amos les mandaran. ¡Qué tiempos, eh?


En algunos parques de atracciones es habitual ver alguna demostración de este tipo, pero lo que no conocíamos hasta el momento es un parque dedicado en exclusiva a ello. Tierra Rapaz es el nombre del parque zoológico de aves rapaces que desde esta primavera nos abre sus puertas (fines de semana y festivos de 11.00 a 19.30 horas’ para deleite de nuestros txikis. Bueno… y de nosotros, por qué no decirlo!!


Está en Calahorra, así que el viaje no se hace largo, y durante la visita podemos realizar un montón de actividades e incluso hacer volar ellos mismos las aves que viven allí. ¿Y qué os parece poder alimentarlas? Pues también podrán. Incluso verán cómo los pollitos rompen el cascarón y dan sus primeros y torpes pasos nada más nacer.

Además de las propias experiencias de las que cada uno y cada una será la protagonista, el parque tiene tres de las mejores exhibiciones de vuelo de aves rapaces, con más de 40 especies diferentes de águilas, halcones, buitres, caracaras y búhos… Además, una de esas exhibiciones se celebra en la enigmática "Gruta de los Búhos", una cueva de árboles pétreos que nos descubrirá un apasionante mundo oculto.


Las instalaciones están totalmente preparadas para visitas de ikastolas y demás colectivos, pero también para particulares, ofreciendo visitas en inglés y euskera, y también bar, merenderos al aire libre y cubiertos, servicios adaptados y una tienda de recuerdos.

“Nuestro principal objetivo del parque  es acercar la ciencia y el estudio sobre estas aves al visitante de una manera divertida”, nos explican Ana y Luis, biólogos y responsables del centro, que a su vez insisten en la idoneidad de esta experiencia en grupo o en familia por tratarse de algo muy enriquecedor y estimulante para todos y todas.

Y una cosa importante, el parque también acoge a aves rapaces que debido a lesiones de gran calado son irrecuperables para la vida salvaje. Los biólogos tratan de rehabilitarlas y mejorar en la medida de lo posible su calidad de vida y después viven en este lugar al que podremos ir a visitarles.

En definitiva, en la visita podremos descubrir la grandeza de estas aves, con águilas de más de dos metros y medio de envergadura pasando sobre nuestras cabezas o un halcón que se tira desde un zeppeline en un picado a más de 250Km/h sobre un señuelo que sujeta su adiestrador entremezclado con el público. ¿Os animáis a ir y nos contáis qué tal la experiencia? Estad muy atentos, porque pronto os daremos la oportunidad de descubrirlo de primera mano…


Id echando una ojeada a su web (www.tierrarapaz.com) para abrir apetito de un #txikiplan diferente, y si queréis más información, también podéis llamar al teléfono 660969928.

Para ir haciéndoos una idea, os dejamos un vídeo demostrativo de lo que os encontraréis en Tierra Rapaz:


Excursión a casa de Olentzero para dar el "tete" a Mari Domingi

Por fin hemos conseguido que nuestra hija pequeña ya no use chupete... y lo nuestro nos ha costado porque era como una pequeña yonki de su "tete". Pero bueno... ¿os estáis riendo? Pues la cosa no era de risa, su dependencia era tal que llegamos a pensar que de vida giraba en  torno al "tete". Y un día, la cosa llegó a tal extremo y tal rabieta que cortamos por lo sano (no sabemos si hicimos bien, si fue demasiado radical, pero nos deshicimos del dichoso chupete) Sin embargo, tenemos que admitir que sí que tiene uno en el cole para echarse la siesta y es como "su gran tesoro". Casi todos los días suelta aquello de... ¡amatxu, yo sí que tengo tete, uno nuevo... en el cole!

Le dijimos que se lo podíamos dar a Drum, el perro del estanco de abajo de casa (muchos niñ@s del barrio lo hacen). La idea no le hizo mucha gracia: "mi tete nuevo no, mi tete nuevo no".

Pero se nos ha ocurrido una idea a la que no se ha podido resistir. ¡AJAJÁ! Ella conoce muy bien quien es Mari Domingi porque es un personaje con el que trabajan mucho en el cole. Así que... ¿qué tal si se lo llevamos a la Casa del Olentzero, a Izenaduba? Claro, claro... ¡la idea de esta excusión le ha parecido fenomenal!



Y es que Izenaduba es un lugar mágico en Mungia donde por  conocer más sobre la mitología y tradiciones vascas y naturaleza de la mano de Anbotoko Mari, los galtzagorris, lamias, Mari Domingi y Mari Teilatu.

Además, durante el período navideño los txikitxus podrán conocer a Olentzero y Mari Domingi y darles la carta en persona ¡¡Y el chupete!!  ¡Que no se nos olvide por favor!


Todo ello en un entorno mágico con juegos interactivos, el "huerto de las brujas" donde conoceremos las plantas medicinales del entorno, 6.000 metros cuadrados de atracciones tematizadas donde veremos a la cueva de Mari, el laberinto, Tartalo... y por supuesto Landetxo Goikoa, uno de los primeros baserris de Euskal Herria.

¡Unos apuntes! Somos muchos los que creemos que Izenaduba, la casa de Olentzero, solo se puede visitar en Navidades, pero no es así, podemos realizar una excursión a este magnífico lugar situado en Mungia a lo largo de todo el año. Y también hay que destacar que los txikis tienen la posibilidad de celebrar su cumpleaños en este sitio tan especial.

Más información: Olentzeroren Baserria Landetxo Goikoa 48100 Mungia www.izenaduba.com 94 674 00 61 olentzero@izenaduba.com



Montefuerte, mucho más que un área recreativa

Parece mentira que estemos casi a mitad de noviembre y que disfrutemos de este estupendo tiempo... ¡si hace casi mejor que en agosto! Así que, aproyechando este regalazo en forma de rayos de sol, este domingo nos hemos colgado la mochila y hemos disfrutado de una jornada perfecta con aitas, amas y txikis en uno de nuestros rincones favoritos, el parque de Montefuerte. ¡Lo hemos pasado fenomenal!


Pero... ¿sabéis cuál es la razón de que nos guste tanto este lugar? Pues sobre todo porque los que somos de la zona de Basauri, Arrigorriaga, Bilbao... lo tenemos aquí al lado. Es un lujazo no tener que coger el coche para disfrutar del aire libre, del monte, los paseos, los juegos... y todo en plena naturaleza.


Situado en la ladera el monte Malmasín,  Montefuerte es un parque de grandes dimensiones y mucho más que un área recreativa. Tiene multitud de caminos señalizados por donde dimos unos paseítos con nuestros txikis, con muchos bancos donde poder descansar y contemplar las espectaculares vistas. Además, las mesas y barbacoas salpican todo el parque y nos dan la opción de preparar allí la comida y la merienda... Aunque nosotros esta vez no nos líamos demasiado y nos decantamos por unos bocatas. Pero... ¡qué ricos nos saben en el monte! ¿a qué sí?


Los peques no pararon de jugar y corretear por las amplias campas y por supuesto, no podían faltar los columpios, donde "echaron" otro rato estupendo.


Pero sin duda, la gran estrella de la jornada fue nuestra cometa. Corría vientecillo,o sea que fue el momento ideal para demostrar nuestras habilidades. A los aitas y amas que nos acompañaban les entusiasmó la actividad y, los niñ@s, como no, se quedaron ojipláticos al ver los colores surcando el cielo a toda velocidad. Fue la guinda a un planazo total, y como ya os hemos indicado, aquí mismo, no hace falta irse más lejos.


Sendaviva, un plan en familia redondo

Os vamos a contar la experiencia de unos amig@s que visitaron Sendaviva allá por primavera. La familia de la que os hablábamos decidió se decidió por este plan en familia porque les habían hablado muy bien del parque, no está lejos y además se encuentra en un entorno privilegiado: en la Ribera navarra,  junto a las Bardenas Reales, declarada por la UNESCO como Reserva Mundial de la Biosfera.


Pero lo que más les convenció, sin duda, es que les ofrecía la posibilidad de pasar una jornada entera de diversión y aventura en familia. Una combinación perfecta entre entretenimiento, aprendizaje, naturaleza, espectáculos... todo esto se encontraon al llegar a Sendaviva. Más de 30 atracciones entre las que destaca  el 'tubing', la gran tirolina (la más grande de Europa), el bobsleigh, el laberinto del agua, la caída libre, la mansión encantada o las bumpers acuáticas. Y para los más txikis, el entrañable cuentacuentos o la zona de atracciones de la Feria. Los espectáculos, geniales, el circo, con payasos y acróbatas y la exhibición de aves rapaces, les dejaron con la boca abierta.

Y el plato fuerte para su niño, claro, fueron los animales. Más de 200 especies: tigres, osos pardos, linces boreales, cebras, elands, suricatas, canguros wallaby, avestruces, monos capuchinos... y actividades para interactuar con ellos como la merienda y el desayuno con animales, el mundo zoorprendente. Para esta familia esta escapada fue una gran elección, totalmente recomendable. Además, Sendaviva te lo pone muy fácil. A través de su web, podrás elegir la modalidad que más te convenga para realizar la vistita : paquetes de alojamiento y visita al parque, reservas para grupos, todos los horarios y los servicios que ofrecen.


Ah! Y no olvidar que si decidimos hacer la excursión en invierno, podremos realizar paseos naturalísticos por las zonas del Pueblo, la Feria y la Granja, disfrutaremos del colorido propio del invierno y comprobaremos en directo el comportamiento de los animales en los meses más fríos.

Dinópolis, un parque jurásico para toda la familia

En estas líneas os contamos la escapada de una pareja que recientemente ha visitado el parque temático Dinópolis (Teruel) junto a su hija. La experiencia, todo un acierto que esperan repetir. Decidieron visitar el parque jurásico por su originalidad y porque ofrece diversión para toda la familia. Sabían que Territorio Dinópolis se encuentra en Teruel, que cuenta con la sede central (ubicada en la capital) y otros cinco espacios repartidos por la provincia (Legendark, Inhóspitak, Región Ambarina, Bosque Pétreo, Mar Nummus y Titania).


Lo más visitado y el plato fuerte es la sede central, Dinópolis. Espectáculos en 3D, parques de juegos, atracciones, paseos en barca, una gran exposición, un simulador 3D... ¡hasta un Tiranosaurio Rex en movimiento!, hacen de Dinópolis mucho más que un parque lúdico, es un un lugar donde diversión y aprendizaje van unidos de la mano.


Es lo que más destaca esta pareja, que la oferta es muy atrativa para las familias, porque a un precio razonable y propuestas para todas las edades, se puede pasar una jornada entera en sus instalaciones disfrutando de todas sus atracciones pero al mismo tiempo aprendiendo como eran y como vivían los dinosaurios, tanto los txikis como los adultos. Así, destacan su visita al Museo Paleóntologico en el que se puede admirar una increíble muestra de fósiles a través de imágenes ·3D, recreaciones vituale y réplicas a tamaño real.

Y para después de tanto y tanto aprender, Dinópolis cuenta con zonas de restauración con salas de juegos y existen otras zonas muy divertidas como el área de manualidades o maquillaje o el Dinofotoaventura donde podrás sacarte una fotografía junto a un dinosaurio.

Más información: www.dinopolis.com

En cuanto al alojamiento, os proporcionamos la recomendación de esta familia. El hotel La Rueda en Mora de Rubielos (Teruel). Les encantó porque está muy bien equipado de cara a los niños. De hecho, dispone de un castillo hinchable de bolas, mesas de ping pong, una sala con televisión y juegos de mesa, cancha de tenis y baloncesto y lo que más le gustó a su hija: una piscina que está abierta durante todo el año.

Más información: www.laruedamora.com Crta. Alcalá km.1 44400 Mora de Rubielos (Teruel) 978800350 978806192