Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS
Mostrando entradas con la etiqueta fácil. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fácil. Mostrar todas las entradas

Creativity Love, cositas que nos hacen la vida más fácil

Todavía me acuerdo del primer día de guarde de mi peque mayor, pero más recuerdo toda la pila de cosas que tuvimos que llevar. Ropa de cambio, baberos, saco de dormir... Nos entregaron una larga lista que parecía no tener fin y en la que al final rezaba una notita: "Absolutamente todo, todo, todo tiene que ir etiquetado", ¿os suena verdad? Optamos por comprar online unas etiquetas personalizadas. No dieron mal resultado, pero no fueron lo que se dice muy económicas y según recuerdo, fue bastante trabajoso ponerlas una a una plancha en mano. Con la pequeña hicimos prácticamente lo mismo, cogimos otras que venían en un rollo... el resultado fue peor, nos costó un montonazo pegarlas y aún hoy se siguen despegando por las esquinas.

Ay, ay, ay... no conocíamos todavía la fantástica tienda online creativitylove.com porque ¡¡seguramente hubiéramos cambiado de estrategia!! ¿Por qué? Pues porque a través de ella, nuestra amiga Natalia nos ofrece unos sellos para marcar ropa que nos van a hacer esta tarea muchísimo más fácil.


http://creativitylove.com/


Son una alternativa fácil, limpia y rápida, ya que podéis poner el nombre a todas las prendas con un solo ¡click! Y además de ser súper prácticos y cómodos, ¿habéis visto lo bonitos que son? Están diseñados con mucho estilo,  podéis ver todos los modelos y comprarlos directamente en su web. Y, además, son de aquí mismo... ¡¡de Bilbao!! Mirad, mirad cómo queda ¿No os parece una chulada?


El sello tiene una tinta especial para tela, resistente a más de cien lavados, y cuando se acaba podemos obtener el repuesto que te durará otro año mas, y así año tras año sin tener que comprar otro nuevo.


Ahora que es tiempo de campamento, de colonias...  estáis a tiempo de probarlos, es una buenísima opción para marcar toda la ropa de nuestros txikis e intentar que no pierdan nada. Y por supuesto, podemos ser previsores e irlo pensando para la vuelta al cole, que aunque ahora lo veamos muy lejos... ¡¡todo llega!!


Y esto no es todo, si visitáis creativitylove.com os podréis encontrar con otras cositas para los peques que también os van a encantar, seguro. Tienen otro tipo de sello para personalizar los grandes eventos y celebraciones de tu peque, láminas y tarjetas y algún que otro caprichito para los reyes y reinas de la casa. Pero no os lo vamos a contar, os animamos a echar un vistazo a la web y que lo descubráis por vosotros mismos. ¡¡Esperamos que os guste tanto como a nosotras!!

Pastel de hojaldre de choco, txikireceta fácil para hacer en familia

La gripe de la txiki mayor ha hecho que esta semana nos quedemos muchas tardes en casa, así que una de ellas decidimos convertinos en reposteras y cocinar algo fácil con lo que pudieran "guarrindongueando" un ratillo a sus anchas. "Vamos a hacerle un pastel a aitatxu de sorpresa y cuando venga de trabajar se lo enseñamos".  No veáis las caritas de ilusión que pusieron, en dos segundos las tenía súper preparadas en la cocina. "Amatxu, amatxu... ¿qué vamos a hacer?, ¿cómo lo hacemos?, ¿podemos hacer nosootras?" ¡Pues claro que sí! En marcha, un #txikiplan casero y súper fácil que todos podéis hacer cualquier día de estos. Venga, al grano... ¡os explicamos cómo!

Tan solo necesitamos: dos masas de hojaldre fresco redondas (de las que venden en los súper), un bote de nutella o nocilla, y un huevo.


Lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno a unos 200 grados. Después desenvolvemos una de las masas de hojaldre y echamos la crema de cacao por encima, como os mostramos en la fotografía. ¿Qué cantidad? Pues... ¡A nuestro gusto y que los txikis la esparzan muy bien, manchándose todo lo que quieran!




Después ponemos la otra lámina de hojaldre encima y colocamos un vaso más o menos en el medio. Con esta referencia dividimos nuestro pastel del modo que a continuación os enseñamos:



Después vamos retorciendo una a una cada porción. Así, fijaos bien ¡queda muy chuli!


Lo último que nos queda hacer es "pintar" con el huevo, para que nos quede bien doradito. Este paso ha sido el que más le ha gustado a mis chiquitinas. ¡Lo del pincel de silicona mola mucho!


Y después de hacer esto ya solo nos queda meter al horno a 200º durante unos 15-20 minutos.

¡No nos digáis que no es fácil! Y lo mejor es que hemos pasado un rato en familia genial, nos hemos divertido mucho y las txikis han colaborado en todo. Cuando han visto el resultado final, se han quedado alucinadas. ¡¡Amatxu es nuestra tarta, pero si parece un eguzkilore!! Y lo buenísimo que tiene que estar, mirad que pinta... ÑAM, ÑAM, ÑAM!!!