Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS
Mostrando entradas con la etiqueta ilusión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ilusión. Mostrar todas las entradas

Lo que nuestros txikis piden a Olentzero

Como mucho sabéis, en las dos casas de Bilbao Txiki hay cuatro terremotos. En una de ellas hay dos peques de siete y tres años, y en la otra hay dos renacuajos de cuatro y un añito. Los más mayorcitos tienen muy presente que dentro de muy poquito vendrá Olentzero y que tienen que escribir una carta pidiéndole lo que desean. La txiki de tres años es la primera vez que entiende de qué va el tema y empieza también a pedir algunas cosillas. ¡El único que se libra es nuestro benjamín!

Y mientras nuestros pequeños se plantan frente a los escaparates o televisión y cada día les gusta una nueva cosa, nuestra respuesta siempre es: "Bueno, Olentzero y Mari Domingi decidirán lo que os te traen... si os habéis portado bien, claro". Y de toda esta lista que tienen en sus cabecitas, vamos a extraer unos cuantos regalos que quizás les dejan debajo de árbol. Quizá os sirvan de inspiración...


http://www.bunchems.com/index.php?loc=es

BUNCHEMS CON MOVIMIENTO

Un montón de piezas  de diferentes colores para estrujar, conectar, crear todo lo que se les pase por la cabeza. Las opciones son infinitas para dar rienda suelta a la creatividad. Hay diferentes packs en función del número de piezas o de los accesorios que traigan.  El de la foto, que es el que nuestra txiki quiere, se mueve y contonea y trae un montón de complementos como ojos, nariz, boca, bigote, gafas, antenas, piernas, alas, sombreros, picos…  

Está recomendado a partir de 4 años



 ARCO IRIS DE WALDORF

Este es uno de los oparis que hemos elegido para el más pequeñín de la familia. Todavía no tenemos muy claro el tamaño que le pediremos a Olentzero pero sí que es un juguete muy especial porque da muchas posibilidades de juego.

Es un juguete de madera de gran calidad que también fomenta la creatividad e imaginación de los enanos. Sus piezas curvas y de colores sirven a los niños y niñas para crear puentes, carreteras, casitas... Además, es apropiado para todas las edades.



http://www.hape.com/es/es/toy/laberinto-magn%c3%a9tico-insectos-amigos/E1709
LABERINTO MAGNÉTICO INSECTOS AMIGOS

Un vistoso juguete de amables colores y fabricado en madera que consiste en llevar las filas de bolas a través de este laberinto con una varita magnética, cada una tiene que ir a su color correspondiente. Viene cubierto con una tapa de metacrilato que evita que las bolas salgan de su sitio. Ideal para ir practicando el trazo, el paso previo a la escritura.

Puede empezar a ser usado a partir de los dos años más o menor porque los más chiquitines pueden simplemente guiar las bolas a lo largo de todo el laberinto.



http://www.toysrus.es/family/index.jsp?categoryId=30732491
PLAYMOBIL 1, 2, 3

Un juguete de toda la vida con el que siempre acertar. Tiene un diseño brillante y colorido y piezas grandes y redondeadas para que pueda ser usado por los más pequeñines.

Fomenta la imaginación y hay un montón de sets para elegir y para diferentes edades. El arca de Noé, mi primer zoó, un belén o una granja maletín son los que más nos han llamado la atención.



TRINEO PARA LA NIEVE

Un pedazo de regalo que les va a traer Olentzero para compartir a nuestros dos "chicarrones". Porque como ya sabéis, nos encantan los txikiplanes al aire libre y en invierno no nos puede faltar nuestro trineo para ir a disfrutar de los juegos en la nieve. Este de la fotografía es de Decathlon, para una sola personas y recomendado para adultos y txikis mayores de 4 años. Podremos deslizarnos sobre la nieve y frenar con las empuñaduras laterales. También tiene una cuerda con empuñadura para volver a subirlo. Existen muchos más modelos, de dos plazas, para bebés... así que podemos elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades.



MALETÍN COSTURA Y PUNTO

Charlando un día con la más mayor de grupo, estuvimos comentado que cuando éramos pequeñas nos encantaba hacernos bufandas, bolsos, patucos de punto... ¡¡qué recuerdos!! 

La vimos que prestaba mucha atención a la historia y le preguntamos si a ella le gustaría probar, su respuesta fue que sí. Lo que tenemos en mente es un maletín parecido a este (el de la foto está en el Corte Inglés, pero a nuestro parecer es un poco caro...) con utensilios y accesorios para iniciarse en el mundillo del coser y tejer.  Es ideal para fomentar la habilidad manual y la creatividad, el maletín incluye: dedal, tijeras, botones, cinta métrica, ovillos de lana, agujas de coser, carretes de hilo, aguja para hacer ganchillo y agujas de tejer de madera. Está recomendado a partir de los 6 años.


http://www.babypelones.es/BABY PELONES

Es raro que en la carta del Olentzero no aparezca ningún muñeco bebé... Este año en las dos casa de Bilbao Txiki, hemos decidido que sí, que nuestros txikis van a tener unos bebés debajo del árbol. Pero van a ser muy especiales... Seguro que ya habéis oído hablar de ellos. Se llaman "Baby Pelones" y son los más bonitos y valientes del mundo.

Preciosos, solidarios y con un olor muy especial, a través de ellos ayudaremos a muchos niños y niñas a normalizar el cambio físico que sufren a causa de la quimioterapia. Tienen un precio de 11,95 euros y el 100% de los beneficios de la venta va destinado a Juegaterapia.



SET DE LEGO

Un "must have" que casi siempre está presente en nuestras cartas a Olentzero y Reyes Magos. Es raro que a un niño o niña no le guste este famoso juego de construcción porque les permite  poner en funcionamiento su imaginación y estimula la aparición de ideas a través del juego. A nuestro peque le gustaría tener este set de policía  con  antena de transmisión por satélite y modernas pantallas de vigilancia.  Incluye tres minifiguras: dos agentes de policía y un ladrón con las que inventar un montón de increíbles historias. Diversión asegurada para txikis de  5 a 12 años.



MAPA DEL MUNDO MAGNÉTICO JANOD

Nos  habían contado maravillas de este puzzle pero no pensábamos que era tan precioso. Lo vimos el otro día en Elkar y a pesar de que nos parece un poquito caro, creo que no va a faltar debajo del árbol. De grandes dimensiones y con un acabado exquisito, es una gran herramienta para aprender  poniendo cada país en su sitio ya que son piezas magnéticas. Además también sirve para colgar en la pared. Está recomendado a partir de los seis años.



LIBROS

Hemos anotado un montón de títulos, más las amatxus que los enanos... pero está en nuestra mano inculcarles el amor por la lectura así que los libros no pueden faltar en nuestra lista. Os ponemos dos que caerán casi seguro, ambos en euskera. "Munstro Arrosa" y "Tximeleta belarriak",  dos historias que nos muestran el valor de la diferencia

Amatxu... ¿el ratoncito Pérez vive ahora en nuestra casa?

Hace ya bastante tiempo compré una puertita del ratoncito Pérez, inspirada en alguna fotografía que había visto navegando en Internet. La encontré en Kangurines, una tienda online que vende regalos muy originales hechos a mano  para bebés, niños y niñas. Había un montón de ellas para elegir, muchísimos colores y, claro, ya nos avisan en la web, es muy difícil decidirse. Todas ellas son preciosas, la verdad.


Me hice con ella cuando a la peque mayor se le iba a caer el primer diente, con la ilusión de recrear un ambiente mágico en algún rincón de nuestro piso y hacer del acontecimiento un momento divertido e inolvidable. Pero... ¿qué pasó? Que nos fuimos de vacaciones, el diente se le cayó en el pueblo... y la puertita se quedó aparcada y casi olvidada en un cajón de la sala. Hasta que hace poco me acordé de que lo tenía pendiente. Pero... ¿qué hacemos con ella guardada? ¡¡Vamos a ponerla ya!! Le consulté a aita a ver dónde la podíamos ubicar y elegimos sitio: el pasillo. 


Sin embargo, nos dimos cuenta de que había un problemilla. No la podíamos poner directamente sobre el suelo porque quedaba un hueco enorme entre el rodapié y la pared. Se me ocurrió entonces ponerla encima del rodapié y aita se llevó las manos a la cabeza. "Sí claro, ¿y cómo va a subir el ratón Pérez hasta ahí arriba? Vas a tener que hacerle una escalera..."


Pues dicho y hecho, manos a la obra. He recopilado estos materiales sencillos que había por casa y me he puesto a ello. He pintado de color marrón unos palitos de esos de hacer pinchos y también un trocito de cuerda de una bolsa de papel. Después, cuestión de cortar y pegar para dar forma a nuestra escalerita y. Este es el resultado.



Y por último, acompañada de mi txikiayudante, hemos pegado la puertita encima del rodapié (viene preparada ya con unas pegatinas por detrás) y la escalera la hemos adherido con silicona. 


Creo que nos ha quedado bastante bien y que he conseguido lo que estaba buscando ya que la peque, cuando hemos acabado, me ha mirado muy seria y me ha preguntado. "Amatxu... ¿ahora un ratón vive en con nosotros?" Todavía no conoce bien a Pérez, pero visto que se ha instalado en casa, me toca explicarle quién es.



Nuestra carta para Olentzero

A ver, a ver.. que se nos va echando el tiempo encima y todavía no hemos escrito la carta a Olentzero. Y en casa tenemos mucho que pedirle, así que manos a la obra que la lista es muy larga... ¡esperemos que no se nos olvide nada! Este año, así en general, creemos que hemos sido un poquitín más buenos en casa. Ya, ya, Olentzero, que sabemos que no te podemos engañar, que todo lo sabes y todo lo ves... pero ¡no hemos sido malos del todo! 


Empezaremos por lo que pedimos para nuestra txiki mayor, porque si tenemos que ponerte lo que quiere ella...(¡todos los días mira el catálogo y pide una cosa nueva!). Ella ya te ha escrito su propia carta y de lo que le gusta algo creemos que sí le podrías traer... ¿verdad, Olentzero?

Porque este año ha aprendido a leer, a desayunar sola, a vestirse casi de arriba abajo sin ayuda y a echar una mano a amatxu, sobre todo cuando no está aita. Además, ha sacado unas notas estupendas en el cole (jajajaj, ha aprobado todo) y... ¡ya sabe andar en bici! Aunque, Olentzero maitia, esperamos que seas responsable y que elijas muy bien lo que traes y en qué cantidad. No puedes ser tan generoso y dejarle tantísimos juguetes.

Este año hemos pensado que tal vez podrías regalar a ama y aita un método para enseñarle a valorar esos regalos, a jugar con ellos y a que no los deje olvidados en un rincón. Y ya que nos ponemos... podías traernos también un poquitín de ayuda para saber gestionar sus rabietas (que son muchas) y un extra de paciencia para esos momentos en los que pensamos que ya no nos queda para ella. 


Nuestra chiquitina quiere un koala. Sí, sí... lo vio un día en la tele alertada por su hermana mayor (“Mira, mira... ¡ala, un koala con pañal!) y se quedó prendada del muñeco. Creemos que se lo merece... que ya no lleva pañal y ha empezado fenomenal el cole. ¡Qué contenta va! Bueno, y ya de paso te pedimos que te lleves esos catarros, mocos y fiebres que no la dejan levantar cabeza.
Por lo demás... ¿qué te vamos a pedir para una peque de dos añitos que nos hace reír a todas horas y es cariñosa a reventar? Pues simplemente que siga siendo así.

Amatxu... pufff, por donde empezar. Pues mucho ánimo y fuerza para seguir adelante con el trabajo y las niñas, que cuando no está aita tiene la sensación de estar corriendo todo el día de un lado para otro. Te insistimos, Olentzero... no te olvides de meter a tu saco esa paciencia que tanta falta le hace. Algo de tiempo libre para que pueda ver a sus amigas, irse a comprar ropa o ir a ver una peli... (no lo hace casi nunca y, de vez en cuando, le hace falta). Y, por favor, tráele muchas ganas de sonreír... que a veces en la vorágine del estres diario, parece que está enfurruñada con la vida.

Y hemos dejado para el final a aita... Él casi nunca pide nada a no ser que haya algo que le haga falta. Este año todavía no ha dicho ni mu... ¡pero ya sabemos! Otra ración de ánimo, de la misma que pedimos el año pasado, para estar siempre de buen humor, no quejarse de casi nada y afrontar la vida de una forma positiva y con una sonrisa. Siempre con ganas de jugar, de hacer reír a las enanas y, por supuesto, dispuesto a cualquier #txikiplan.

¡Ala! Pues algo si que necesitaba, sí. Tráele, por favor, poco más de memoria porque a veces se despista y se le olvida alguna cosilla. Y ama se enfada... pero con este regalo ¡vamos a solucionarlo!

¿Has visto Olentzero? La carta es muy larga, pero, en resumen, lo que pedimos es para crecer y mejorar con familia, así que esperamos que nos lo traigas, todo, todo y todo. Un abrazo muy fuerte para ti y Mari Domingi. 


Una de las familias de Bilbao Txiki

Y la Navidad llegó a Zubiarte...

El pasado viernes, igual en estos momentos más conocido como Black Friday... estaba siendo negro.  ¡Pero negro de verdad! ¡Menuda calada nos pillamos hasta llegar al centro comercial Zubiarte con toda la txikitropa!


Era día festivo en muchos colegios de por aquí, así que se juntó el día libre con las multitudinarias compras aprovechando esta nueva tradición del Viernes Negro. Y una  lluvia  incesante en Bilbao, para variar, vamos que ¡¡¡menuda bomba de relojería todo junto!!!

El caso es que después de toda la semana sin poder "parquear" por el mal tiempo, nos aventuramos a irnos a poner a cubierto después del cole -nosotros sí tuvimos clase-, aprovechando que ese día en Zubiarte era el encendido navideño y que con ello daban comienzo los días de trajín, de compras, de actividades lúdicas durante los días de vacas del cole...

Allá que nos fuimos, y a las seis y media de la tarde se encendieron las luces del árbol, de dimensiones espectaculares. El árbol ilumina todo el centro comercial y los txikis alucinan con su tamaño, pero sobre todo, les gustó el espectáculo que hay a los pies del mismo. Aunque la verdad es que la primera sesión fue un poco caótica y no organizada del todo bien... la cosa fue mejorando en las sesiones siguientes.


Y es que... atención por favor amatxu y aitas: las actuaciones son para los niños y niñas; si nos ponemos nosotros en primera fila y con ellos en los hombros, evidentemente las opciones para quienes se ponen detrás quedan muy limitadas.

Pero bueno, valió la pena porque  entre el gran árbol, el bonito espectáculo similar al que se ponía en El Corte Inglés hace años, y la zona de juegos que hay para los txikis echamos la tarde, que no es poco cuando te mueves con más renacuajos que dedos tienes en las manos...




 ¡Ah! Y nos trajimos la carta para escribir al Olentzero, que una ayudante de nuestro carbonero favorito nos la dio para escribirla con calma en casa.


Algún otro día nos acercaremos a volver a verlo y aprovechar a hacer alguna compra, ya que el día no era muy propicio para moverse en exceso con los enanos, pero cumplimos el objetivo. ¡¡¡Que empiece la Navidad!!!

Este año los Reyes responden las cartas de los txikis

Ayer amatxu le prometió a la peque mayor que hoy vamos a escribirle la carta a Olentzero porque, entre otras cosas, cada día se le ocurren  tres o cuatro cosas nuevas y claro, anda toda apuradilla:  "Ama, mejor se lo vamos poniendo ya todo a Olentzero, que a lo mejor se me olvida algo". Y visto que el tiempo no tiene demasiadas ganas de mejorar, pues sí, éste será el mejor txikiplan para hoy.

Así que, manos a la obra, amatxu se ha puesto a buscar en internet algún modelo de carta para imprimir... cuando de repente se ha topado con una estupenda iniciativa navideña que ha puesto en marcha  Toysrus. Le han venido a la cabeza un montón de recuerdos de su infancia y la idea le ha parecido fabulosa.

Decidido. Este año, aunque en casa somos mucho más de Olentzero, también se escribe a los Reyes Magos porque lo que os vamos a contar, suena muy especial.


¿Os acordáis cuando éramos txikitxus y nuestro aitas y amas nos llevaban al buzón de correos a echar la carta a los Reyes? ¡¡Qué ilusión y... qué inocencia!! De hecho, en casa de amatxu, a veces, echaban las cartas en su propio buzón, en el mismo portal del edificio. "Los Reyes vienen aquí a buscarlas", le comentaban sus aitatxus a ella y a su hermano (y tan contentos y convencidos que se quedaban, jijijiji)

Pues estas Navidades, Toysrus quiere recuperar aquella bonita tradición y toda esa ilusión. Para ello, se instalarán en todas sus tiendas buzones de correos navideños en los que los peques podrán depositar las cartas para sus Mágicas Majestades. ¿Pero a que no sabéis qué es lo mejor?  Si  los aitas y amas se registran después en la web www.quemeescribanlosreyes.com, la carta será respondida por Melchor, Gaspar y Baltasar. Además, les enviarán a casa una estrella luminosa que tendrán que colocar en las ventanas de sus habitaciones. Una estrella que se iluminará hasta la noche del 5 de enero para que guíe a los Reyes Magos hasta todas las casas.



En casa claro que nos lo apuntamos. En vez de una carta solo a Olentzero, repartiremos un poco, y haremos dos. Bilbondo nos pilla muy cerquita así que lo tenemos muy fácil para llevar a las txikis a echar sus cartas en ese maravilloso buzón. No está de sobra intentar transmitirles algunas tradiciones o gestos que tan felices hicieron a los hoy ya mayores. ¿No os parece?


P.D: Muy importante!! Además de responder personalmente a los txikis, los Reyes Magos sortearán entre tod@s los que rellenen el formulario tres tarjetas regalo de 150 euros.

Pirritx y Porrotx en la mirada de un peque de tres años

Como siempre que vamos a algún espectáculo, nos gusta contaros cómo nos ha ido, nuestra experiencia, para que lo valoréis como actividad para realizar con vuestros txikis.

Esto ya lo sabéis, no es nuevo, pero el caso es que teníamos previsto contaros cómo nos fue en BEC el domingo viendo a Pirritx eta Porrotx. Pero hemos cambiado de idea porque, a decir verdad, no tenemos una gran impresión que poderos dar. Y con esto no estamos diciendo que no nos gustara el espectáculo ¡no, no, no, nada de eso!  Si continuáis leyendo os prometemos que lo vais a entender todo. ¡Así que... a ver por dónde empezamos!


Veréis, ser bimadre significa en muchas ocasiones apostar a blanco o a negro. En este caso, la apuesta era clara. Con un bebé de cuatro meses, en el reparto le tocaba a aita ir con el mayor a ver a sus payasos favoritos y a ama, la que suscribe, quedarse con el bebé en casa, que con el tiempo que hacía el domingo...

Eso sí, me marché después de guardar cola con ellos dos, apurando hasta que abrieron las puertas y con cierta ilusión por ver a Pirritx, Porrotx, a Mari Motots o a cualquier otro personaje. "A lo mejor me topo con alguno haciendo una escapada al baño, jijiji". Y es que en el fondo seguimos siendo niños, al final estos planes nos gustan  casi más a nosotros los adultos que los peques. ¿También os pasa a vosotros?

Pues lo que os contaba antes. Mi idea era comentaros cómo había sido el espectáculo con lo que me contara mi txiki mayor... Y me pongo a ello, pero a ver cómo os lo resumo... (¡madre mía!)

Algo de una magdalena... pero que en verdad Pirritx quería un bizcocho; algo de que al final sus amigos bailaron pero que él no quería; algo de que estaban Pupu eta Lore y que había animales y verduras porque estaban en el caserío... 

Pienso que de aquí viene el nombre de la actuación "Ama Lurra", pero sólo me lo imagino porque los resúmenes de los txikis de tres años no son para escribir una entrada en el blog.


Pero lo que sí puedo es explicaros la cara de ilusión que trajo cuando llegó a casa, hablando sin parar de la dichosa madgalena de Pirritx, de cómo había disfrutado del espectáculo junto a sus amigos, y con un montón de bártulos que había recogido del suelo de BEC.



Por suerte, y para que podáis conocer "Ama Lurra" de manera más fiel a este escrito, tenéis la oportunidad de hacerlo durante este mes en Muskiz  ( este viernes en Meatzari Aretoa, 17:30 y 19:30) y por si nos leéis desde más allá de la muga vizcaina, el 29 en Gasteiz (Buesa Aretoa, 12:00 y 17:30) e Iruñea (Anaitasuna, 18:00 horas). Y el mes de diciembre viene cargadito con un montón de fechas más que podéis consultar en su página web.


Y ya de paso, y por si os animáis, podéis contarnos en qué consiste la obra... Porque para leerlo en su web ( www.katxiporreta.eus) siempre tenemos tiempo!