Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS
Mostrando entradas con la etiqueta madres. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta madres. Mostrar todas las entradas

No soy una histérica

Lo digo desde la tranquilidad más absoluta. Ya sosegada, después del temporal que acecha a mis sentimientos tantas y tantas veces.

No soy una histérica por pegar un grito de vez en cuando. Es mi manera de desahogarme cuando ya no puedo más. No soy una histérica por repetir mil y una vez que no doy abasto. Es la forma más sutil que encuentro de decir con palabras lo que por dentro me carcome.

No me llames histérica por llorar cuando ni siquiera un grito me calma. Las lágrimas se llevan consigo la angustia que muchas veces siento...


No creas que soy una histérica por pensar que todo lo puedo hacer mejor de lo que lo hago y por cargarme con una losa de autoexigencia desproporcionada.

No creo que sea una histérica por nada de esto. Simplemente creo que a veces nos sentimos desbordadas por esta gran experiencia que es ser amatxu y para la que no hemos recibido lección alguna. Tenemos que aprender a base de cometer errores. Muchos errores. Y es precisamente por éstos por los que a veces podemos parecer histéricas… Pero no lo somos; tan sólo somos amatxus desbordadas.

Piensa que quizás en esos momentos críticos lo que necesitemos sólo sea una frase de ánimo o que alguien nos coja del regazo al txiki para poder relajarnos y estar tranquilas cinco minutos para calmarnos. O para llorar, que es sanísimo y 100% reparador.

Foto: www.yummymummyclub.ca/blogs/kelly-flannigan-bos-the-relationship-rescuer

Si explotamos, no es porque seamos débiles, sino porque queremos abarcar mucho más de lo que podemos con tal de no decepcionar a nadie. Amatxus del mundo, sois las mejores para vuestros hijos, sus heroínas, así que si hay que llorar, se llora; si hay que pegar un grito de desahogo, abrid la ventana y que el viento se lo lleve; y si hay que reconocer que no somos perfectas, lo haremos con orgullo, porque mientras estemos dando todo cuanto podamos, tenemos que estar orgullosas. Sois lo mejor que vuestros hijos e hijas puedan desear. Creedlo porque es así. ¡No sois unas histéricas!

P.D.: Abogamos por tratar a aitas y amas de igual manera, pero este escrito está redactado en femenino porque está hecho por una amatxu. (Si hay algún “no-histérico” en el blog... ¡también va por él!)

Y la Navidad llegó a Zubiarte...

El pasado viernes, igual en estos momentos más conocido como Black Friday... estaba siendo negro.  ¡Pero negro de verdad! ¡Menuda calada nos pillamos hasta llegar al centro comercial Zubiarte con toda la txikitropa!


Era día festivo en muchos colegios de por aquí, así que se juntó el día libre con las multitudinarias compras aprovechando esta nueva tradición del Viernes Negro. Y una  lluvia  incesante en Bilbao, para variar, vamos que ¡¡¡menuda bomba de relojería todo junto!!!

El caso es que después de toda la semana sin poder "parquear" por el mal tiempo, nos aventuramos a irnos a poner a cubierto después del cole -nosotros sí tuvimos clase-, aprovechando que ese día en Zubiarte era el encendido navideño y que con ello daban comienzo los días de trajín, de compras, de actividades lúdicas durante los días de vacas del cole...

Allá que nos fuimos, y a las seis y media de la tarde se encendieron las luces del árbol, de dimensiones espectaculares. El árbol ilumina todo el centro comercial y los txikis alucinan con su tamaño, pero sobre todo, les gustó el espectáculo que hay a los pies del mismo. Aunque la verdad es que la primera sesión fue un poco caótica y no organizada del todo bien... la cosa fue mejorando en las sesiones siguientes.


Y es que... atención por favor amatxu y aitas: las actuaciones son para los niños y niñas; si nos ponemos nosotros en primera fila y con ellos en los hombros, evidentemente las opciones para quienes se ponen detrás quedan muy limitadas.

Pero bueno, valió la pena porque  entre el gran árbol, el bonito espectáculo similar al que se ponía en El Corte Inglés hace años, y la zona de juegos que hay para los txikis echamos la tarde, que no es poco cuando te mueves con más renacuajos que dedos tienes en las manos...




 ¡Ah! Y nos trajimos la carta para escribir al Olentzero, que una ayudante de nuestro carbonero favorito nos la dio para escribirla con calma en casa.


Algún otro día nos acercaremos a volver a verlo y aprovechar a hacer alguna compra, ya que el día no era muy propicio para moverse en exceso con los enanos, pero cumplimos el objetivo. ¡¡¡Que empiece la Navidad!!!

Rock’n’roll solidario

¿Os hemos contado alguna vez que somos unas amatxus y aitas rockeros? Añoramos nuestros años de conciertos y festivales, pero no nos resignamos y movemos el esqueleto allá donde vemos la oportunidad.


Por suerte para nosotros, y seguro conscientes de esta necesidad cuando llegan a casa pequeños renacuajos, se creó el grupo Play’N’Kids, que organiza conciertos súper divertidos para txikis.¡Sí, claro! Divertidos para ellos, pero muy  especiales para nosotros.


Nosotros hemos estado en unos cuantos ya y siempre lo hemos dado todo… Y ya os podéis imaginar que no hablo sólo de los txikis. It’s only rock and roll but… We love it!!!!


En esta ocasión tenemos una nueva oportunidad de movernos a golpe de guitarra, porque con motivo del movimiento “Fair Saturday”, Pop’N’Kids dará un concierto especial el próximo sábado 28 de noviembre a las 12.00 en La Ribera Bilbao.

¿Y por qué es especial? Pues porque el dinero recaudado con este concierto se destinará a Médicos del Mundo Euskadi, para los proyectos que promueven de Educación para el Desarrollo, con los que buscan construir una nueva sociedad comprometida con el cambio social.

Las entradas están ya a la venta y las podemos comprar en  www.ticketea.com o el mismo día en la taquilla de La Ribera, con un precio de 9 euros para adultos y niños a partir de los 2 años. ¡¡Id preparándoos porque llega el desmelene!!!!!

Más información en: www.playnkids.com