Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS
Mostrando entradas con la etiqueta naturaleza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta naturaleza. Mostrar todas las entradas

Tierra rapaz, el paraíso de las aves rapaces

Cada vez que vamos a un mercado medieval solemos encontrarnos con halcones y demás aves rapaces que nos trasladan en el tiempo a aquellas épocas en las que estos animales eran un medio de comunicación más y llevaban mensajes allá adonde sus amos les mandaran. ¡Qué tiempos, eh?


En algunos parques de atracciones es habitual ver alguna demostración de este tipo, pero lo que no conocíamos hasta el momento es un parque dedicado en exclusiva a ello. Tierra Rapaz es el nombre del parque zoológico de aves rapaces que desde esta primavera nos abre sus puertas (fines de semana y festivos de 11.00 a 19.30 horas’ para deleite de nuestros txikis. Bueno… y de nosotros, por qué no decirlo!!


Está en Calahorra, así que el viaje no se hace largo, y durante la visita podemos realizar un montón de actividades e incluso hacer volar ellos mismos las aves que viven allí. ¿Y qué os parece poder alimentarlas? Pues también podrán. Incluso verán cómo los pollitos rompen el cascarón y dan sus primeros y torpes pasos nada más nacer.

Además de las propias experiencias de las que cada uno y cada una será la protagonista, el parque tiene tres de las mejores exhibiciones de vuelo de aves rapaces, con más de 40 especies diferentes de águilas, halcones, buitres, caracaras y búhos… Además, una de esas exhibiciones se celebra en la enigmática "Gruta de los Búhos", una cueva de árboles pétreos que nos descubrirá un apasionante mundo oculto.


Las instalaciones están totalmente preparadas para visitas de ikastolas y demás colectivos, pero también para particulares, ofreciendo visitas en inglés y euskera, y también bar, merenderos al aire libre y cubiertos, servicios adaptados y una tienda de recuerdos.

“Nuestro principal objetivo del parque  es acercar la ciencia y el estudio sobre estas aves al visitante de una manera divertida”, nos explican Ana y Luis, biólogos y responsables del centro, que a su vez insisten en la idoneidad de esta experiencia en grupo o en familia por tratarse de algo muy enriquecedor y estimulante para todos y todas.

Y una cosa importante, el parque también acoge a aves rapaces que debido a lesiones de gran calado son irrecuperables para la vida salvaje. Los biólogos tratan de rehabilitarlas y mejorar en la medida de lo posible su calidad de vida y después viven en este lugar al que podremos ir a visitarles.

En definitiva, en la visita podremos descubrir la grandeza de estas aves, con águilas de más de dos metros y medio de envergadura pasando sobre nuestras cabezas o un halcón que se tira desde un zeppeline en un picado a más de 250Km/h sobre un señuelo que sujeta su adiestrador entremezclado con el público. ¿Os animáis a ir y nos contáis qué tal la experiencia? Estad muy atentos, porque pronto os daremos la oportunidad de descubrirlo de primera mano…


Id echando una ojeada a su web (www.tierrarapaz.com) para abrir apetito de un #txikiplan diferente, y si queréis más información, también podéis llamar al teléfono 660969928.

Para ir haciéndoos una idea, os dejamos un vídeo demostrativo de lo que os encontraréis en Tierra Rapaz:


Redescubrimos el parque de Mendikosolo

Me pregunto por qué hemos dejado de visitar Mendikosolo. Solíamos ir mucho con amigos antes de tener a las niñas y supongo que nos cansamos de la saturación del parque los fines de semana. Sobre todo cuando llegaba el buen tiempo. Sin embargo, el otro día nos fuimos toda la cuadrilla hasta allí a celebrar un cumpleaños. Había algunas familias que no lo conocían y fue muy grato recordar y redescubrir todo lo que nos ofrece este sitio tan especial y que está muy cerquita, en Arrigorriaga, a escasos diez minutos de Bilbao.


Os contamos que la familia del cumpleañero deseaba una celebración distinta a las habituales y eligieron este enclave en plena naturaleza para hacer la fiesta. En principio querían una merienda en las mesitas del parque, pero como amenazaba lluvia finalmente optaron por la Taberna  Mendikosolo (mendikosolotaberna.blogspot.com.es) donde txikis y mayores pasamos un rato fenomenal. Salió todo a pedir de boca y, además, indagando un poquitín nos enteramos de un montón de cosas que seguro os van a interesar.


A la hora de organizar el cumpleños, podéis gestionar junto con la taberna o los encargados del mantenimiento del parque (Naturbaso S.L.) la realización de diferentes actividades para los peques como un castillo hinchable, colchonetas con arneses para dar saltos gigantes y también el paseo en los pedalones del lago del parque, el embalse de La Dinamita. Algunos aitas y amas nos han contado que los fines de semana como hay gran afluencia de gente, se pueden realizar sin necesidad de reserva previa. 


En esta ocasión, nosotros no nos animamos a probarlas porque... ¡¡había demasiadas cosas por descubrir en Mendikosolo!!. Los txikis, como era previsible, duraron muy poco tiempo sentados a la mesa y en nada se fueron a jugar al gran parque infantil. Diversión asegurada con un montón de cuerdas, columpios, tobogán... y el plato fuerte: ¡¡la arena!!


También hay mesas de ping-pong y... ¡¡hasta un parchís!!. Pero sin duda, lo que más nos gusta de este lugar es que invita a los enanos a perderse por un montón de caminitos en plena naturaleza, a explorar, a sorprenderse cuando encuentran a animales como cisnes, gansos, ánades... Como dice una de mis pequeñas... ¡¡a hacer aventuras!!


Las imágenes hablan por sí solas e invitan a conocer este paraje cuanto antes. ¿No creéis? Os damos unos últimos apuntes por si algún día de estos os animáis a pasar el día por aquí.  Para llegar, mejor poner el GPS en el móvil porque desde Basauri hubo quien se perdió (no habían ido antes). A la hora de aparcar, tenéis que saber que hay parking gratuito pero si vais en fin de semana puede estar ocupado. Y otra cosita importante, si tenéis la intención de comer o merendar podéis hacer uso de las muchas mesas y barbacoas repartidas por toda la zona. Si no os apetece cocinar, la cervecera de la que os hablábamos antes es una buenísima opción ... ¡¡abren todos los días!!


Más información: www.mendikosolo.es  946714387

Cumpleaños en el Campo de Tiro (Basauri)

Con la llegada del buen tiempo nos hemos replanteado el modo de celebrar los cumpleaños de nuestros txikis. Los mayores se van haciendo "grandes" y preparar la típica fiesta en un bar o cafetería como veníamos haciendo, cada vez nos da más pereza. Apenas están sentados a la mesa, no meriendan casi nada y se muestran "desesperados" por echar a correr e irse a jugar. (¿¿No os pasa a vosotros también??) En definitiva, hemos llegado a la conclusión de que necesitan espacio donde jugar y esparcirse libremente.


Así que en el último cumple hemos cambiado totalmente el "chip". La ama y el aita del peque que hacía los años decidieron que si la climatología acompañaba, prepararían una fiesta al aire libre. En Basauri, tenemos un lugar idóneo donde los peques pueden jugar a tope y, al mismo tiempo, disfrutar de la naturaleza. Se trata de "El Campo de Tiro", una de las zonas más altas de Basauri cerca de Basozelai.


Ya, ya... ya sabemos que a los que sois de la zona no os descubrimos gran cosa porque casi todos lo conocemos. Pero... ¿no creéis que a veces se nos olvida que tenemos muy cerquita sitios como este y que no hay porque irse más lejos para pasar un rato estupendo con nuestros hij@s? Y, por supuesto, a las familias que no son de Basauri y alrededores os animamos a conocerlo. Los txikis se lo pasaron fenomenal subiendo y bajando por juegos del parque, atravesando el tren, tirándose por los toboganes, saltando a la comba, organizando actividades ellos mismos. Mirad, mirad como se divertían... ¡¡Súper entretenidos y contentos!! Para muestra, estas fotografías...




Y mientras tanto, los adultos al lío. Inflamos un montón de globos para que aquello fuera una fiesta de cumpleaños en toda regla. Preparamos una barbacoa con costilla, panceta, chistorra... ya sabéis, lo típico de estas ocasiones... uuuummmmmm ¡¡y qué bien sabe en el monte o el campo!!



Txikis y grandes merendamos, cantamos "zorionak zuri" y... ¡¡hasta comimos tarta!! Después nos fuimos todos a casita ya cenaditos (al día siguiente había cole) con la sensación de haber pasado una tarde y cumple distinto. ¿No os parece un súper #txikiplanazo? ¡¡Nosotros seguro que repetimos!!

Exploradores en Soria

Este fin de semana nos hemos hecho una escapada. De esas que tanto nos gustan, lo reconocemos. Por muy urbanitas y por mucho que nos gusten los planes de ocio para el fin de semana en la ciudad, somos muy fans de los pueblos.


En esta ocasión hemos visitado Soria. En concreto, un pueblo a 24 kilómetros que se llama El Royo y cuyo censo ronda las 300 personas. Los puentes, los festivos o vacaciones... la cosa cambia, pero este fin de semana, sólo los lugareños frecuentaban sus calles y los dos bares que tiene.  ¿Y qué se puede hacer con txikis en un pueblo de estas características? Deberíamos cambiar la pregunta... ¡Qué no podemos hacer con los peques en un pueblo así!!!


Dejamos a un lado el cine, los cuentacuentos o los talleres para centrarnos en la naturaleza. Aunque pretendíamos ir a por setas, la mala praxis de algunos y la climatología de los últimos días hicieron que éstas no abundaran y debiéramos cambiar el plan y finalmente nos decantamos por recolectar endrinas. Qué divertido!! ¡¡Con raspones como heridas de guerra para poder enseñar en ikastola el día siguiente!


Metidos en harina, nos decantamos por seguir explorando durante el fin de semana. Soria tiene numerosos lugares donde poder ver ignitas de dinosaurios. La verdad es que las reconoces porque así lo marcan la señalización de la zona, pero aunque no sea algo espectacular en el caso de El Royo, vistiendo un poco el plan, la aventura funciona.



Nosotros nos convertimos en exploradores y la verdad es que es una gozada ver cómo los enanos empiezan a inventarse historias de dinosaurios, exploradores y demás personajes... ¡Qué imaginación pueden llegar a tener!


Y en el camino de vuelta... guerra de bellotas que íbamos encontrando por el camino!!



¿Y qué más? Columpios nunca faltan, tampoco las cigüeñas en el campanario, animales varios, tractores y calmar la sed en las fuentes de piedra con agua fresquita del río Duero.



Cuando crearon el slogan "Soria, ni te la imaginas" no podían haber dado más en el clavo. Hasta que no la conoces no sabes cuánto puede llegar a esconder, y aunque nosotros sólo hemos "ruraleado" este finde por El Royo, los planes y lugares con encanto para disfrutar con y de nuestros txikis se multiplican por toda la provincia.


Pues eso, como otro slogan decía, "Ven y cuéntalo", nosotros hemos ido, y así os lo hemos contado!!

Montefuerte, mucho más que un área recreativa

Parece mentira que estemos casi a mitad de noviembre y que disfrutemos de este estupendo tiempo... ¡si hace casi mejor que en agosto! Así que, aproyechando este regalazo en forma de rayos de sol, este domingo nos hemos colgado la mochila y hemos disfrutado de una jornada perfecta con aitas, amas y txikis en uno de nuestros rincones favoritos, el parque de Montefuerte. ¡Lo hemos pasado fenomenal!


Pero... ¿sabéis cuál es la razón de que nos guste tanto este lugar? Pues sobre todo porque los que somos de la zona de Basauri, Arrigorriaga, Bilbao... lo tenemos aquí al lado. Es un lujazo no tener que coger el coche para disfrutar del aire libre, del monte, los paseos, los juegos... y todo en plena naturaleza.


Situado en la ladera el monte Malmasín,  Montefuerte es un parque de grandes dimensiones y mucho más que un área recreativa. Tiene multitud de caminos señalizados por donde dimos unos paseítos con nuestros txikis, con muchos bancos donde poder descansar y contemplar las espectaculares vistas. Además, las mesas y barbacoas salpican todo el parque y nos dan la opción de preparar allí la comida y la merienda... Aunque nosotros esta vez no nos líamos demasiado y nos decantamos por unos bocatas. Pero... ¡qué ricos nos saben en el monte! ¿a qué sí?


Los peques no pararon de jugar y corretear por las amplias campas y por supuesto, no podían faltar los columpios, donde "echaron" otro rato estupendo.


Pero sin duda, la gran estrella de la jornada fue nuestra cometa. Corría vientecillo,o sea que fue el momento ideal para demostrar nuestras habilidades. A los aitas y amas que nos acompañaban les entusiasmó la actividad y, los niñ@s, como no, se quedaron ojipláticos al ver los colores surcando el cielo a toda velocidad. Fue la guinda a un planazo total, y como ya os hemos indicado, aquí mismo, no hace falta irse más lejos.