Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS
Mostrando entradas con la etiqueta niñas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta niñas. Mostrar todas las entradas

Los regalos que han triunfado en las casas de Bilbao Txiki

El otro día os comentábamos en Facebook que teníamos un serio empacho de juguetes en las casas de Bilbao Txiki. Nos hemos  juntado con los nuestros, los de amama, los de los tíos y tías... y al final nos queda la sensación de que de repente los enanos tienen un montonazo de juguetes nuevos pero que no hacen demasiado caso a nada. ¿No os pasa a vosotros también? Sin embargo, este año tenemos que decir que ha habido ciertas cositas con las que los niños y niñas de las casas de Bilbao Txiki parecen estar encantados. Y como todavía nos quedan pendiente los Reyes Magos, quizá alguna de estas ideas os venga bien.


Nunca pensamos que un juguete tan sencillo como este iba a ser el preferido de la txiki de dos añitos que tenemos en Bilbao Txiki. Esta una tarta de madera de la marca Melissa & Doug (19,90 euros) chiquitina, muy apropiada para que la manipule con sus manitas. Tiene tres pisos con ocho  trozos de tarta que se pegan con velcro. Toppings para decorar, un plato y cuchillo para servir. ¡Ah! Y por supuesto la vela. 

Desde que Olentzero la dejó debajo del árbol, la peque la lleva a todas partes, la monta y la desmonta, nos invita a comer tarta a todas horas, a aita, ama y a todos sus muñecos. Es formidable ver cómo su imaginación fluye a través un un juguete tan sencillo. ¡Incluso se canta 'zorionak zuri' a ella misma!


Aunque Pintcolor junior Eduland es un juguete recomendado para niños y niñas a partir de los tres años, la peque de dos años se las ingenia requetebien para formar todas sus plantillas. De venta en el Corte Inglés (16 euros), es un juguete que fomenta la habilidad manual, la imaginación y cretividad y la inteligencia.

Lo que más nos gusta es lo mucho que la entretiene, que sabe identificar sin problema los dibujos y  observar como encaja perfectamente en los huecos de colores las correspondiente piezas que, por cierto, son de gran tamaño y no suponen ningún peligro para ella.


Vaya si sabe Olentzero que lo que más le iba gustar a nuestro chicarrón de tres añitos era un estuche de maquillaje para pintarnos la cara y convertirnos en todo aquello que imaginemos: un tigre, un duendecillo navideño o ¡hasta spiderman!

Muy económico también, 10 euros, aunque amatxu dice que por ese precio no trae demasiado contenido. Pero lo más importante, ya sabéis, le han encantado y dice  que le recuerrdan mucho a lo que hacen en la ikas.


Y por supuesto que debajo de nuestros árboles no ha faltado un regalo que nunca falla, un imprescindible... ¡la plastilina! Un material económico con el que crear animales, frutas, pasteles, seres imaginarios... Ablandar, cortar, mezclar, moldear...  todo lo que se les ocurra  es posible con la plasti porque sus posibilidades son infinitas.

Es una excelente herramienta para estimular el aprendizaje de los más pequeños y, aunque manche un poco, os la recomendamos plenamente porque asegura largos ratos de diversión y también de concentración.



Por supuesto que no podía faltar el CD + DVD de Ene Kantak. Como os contamos hace poco son la banda sonora de nuestra casa. Lo encontramos en Elkar (unos 14 euros) y en el estuche encontramos 19 canciones y sus videoclips.

En ellos, las peques pueden ver la coreografía de cada canción creada por niños y niñas para poder imitarlos y bailar. En casa ya se las saben de sobra porque las solemos ver en Youtube, pero descubrir este regalo les hizo muchísima ilusión. Sintieron que Olentzero conoce muy bien todo aquello que les gusta. ¡¡Y ahora también llevamos el ritmo de Ene Kantak en nuestro coche!!

Si la txiki mayor tuviera que elegir entre los regalos que más le han gustado, este mini altavoz se lleva el premio. Y creemos que encima será el más económico de todos los que ha recibido, apróximadamente cuesta unos diez euros. No lo había pedido, pero Olentzero sabía lo mucho que le gustaba porque se quedaba embobada mirando a las niñas mayores que lo llevaban al parque. Y es que  a ella bailar le encanta....

Y encima, lo poquito que ocupa... en una tarjeta de memoria hemos metido las canciones que más la molan y ahora puede llevar la música a todas partes. Como regalo, no ha tenido rival.


¡Muy a tener en cuenta por todos lo aitas y amas que nos leéis! Este año, las familias de Bilbao Txiki nos hemos esforzado mucho para que Olentzero nos trajera tiempo para compartir y hacer muchos, muchos txikiplanes. Hemos ido con nuestros niños y niñas a ver belenes, cabalgatas varias, nos hemos acercado al PIN, hemos disfrutado en el teatro con Kontu Kantari, Txirri, Mirri eta Txiribiton, Pica Pica, El Mago de Oz...

Las tardes que nos hemos quedado en casa hemos hecho un montón de manualidades, cantado, bailado... Porque, hablando claro, el mejor regalo que les podemos hacer es poder pasar tiempo con ellos, ¿no creéis?

Nuestra carta para Olentzero

A ver, a ver.. que se nos va echando el tiempo encima y todavía no hemos escrito la carta a Olentzero. Y en casa tenemos mucho que pedirle, así que manos a la obra que la lista es muy larga... ¡esperemos que no se nos olvide nada! Este año, así en general, creemos que hemos sido un poquitín más buenos en casa. Ya, ya, Olentzero, que sabemos que no te podemos engañar, que todo lo sabes y todo lo ves... pero ¡no hemos sido malos del todo! 


Empezaremos por lo que pedimos para nuestra txiki mayor, porque si tenemos que ponerte lo que quiere ella...(¡todos los días mira el catálogo y pide una cosa nueva!). Ella ya te ha escrito su propia carta y de lo que le gusta algo creemos que sí le podrías traer... ¿verdad, Olentzero?

Porque este año ha aprendido a leer, a desayunar sola, a vestirse casi de arriba abajo sin ayuda y a echar una mano a amatxu, sobre todo cuando no está aita. Además, ha sacado unas notas estupendas en el cole (jajajaj, ha aprobado todo) y... ¡ya sabe andar en bici! Aunque, Olentzero maitia, esperamos que seas responsable y que elijas muy bien lo que traes y en qué cantidad. No puedes ser tan generoso y dejarle tantísimos juguetes.

Este año hemos pensado que tal vez podrías regalar a ama y aita un método para enseñarle a valorar esos regalos, a jugar con ellos y a que no los deje olvidados en un rincón. Y ya que nos ponemos... podías traernos también un poquitín de ayuda para saber gestionar sus rabietas (que son muchas) y un extra de paciencia para esos momentos en los que pensamos que ya no nos queda para ella. 


Nuestra chiquitina quiere un koala. Sí, sí... lo vio un día en la tele alertada por su hermana mayor (“Mira, mira... ¡ala, un koala con pañal!) y se quedó prendada del muñeco. Creemos que se lo merece... que ya no lleva pañal y ha empezado fenomenal el cole. ¡Qué contenta va! Bueno, y ya de paso te pedimos que te lleves esos catarros, mocos y fiebres que no la dejan levantar cabeza.
Por lo demás... ¿qué te vamos a pedir para una peque de dos añitos que nos hace reír a todas horas y es cariñosa a reventar? Pues simplemente que siga siendo así.

Amatxu... pufff, por donde empezar. Pues mucho ánimo y fuerza para seguir adelante con el trabajo y las niñas, que cuando no está aita tiene la sensación de estar corriendo todo el día de un lado para otro. Te insistimos, Olentzero... no te olvides de meter a tu saco esa paciencia que tanta falta le hace. Algo de tiempo libre para que pueda ver a sus amigas, irse a comprar ropa o ir a ver una peli... (no lo hace casi nunca y, de vez en cuando, le hace falta). Y, por favor, tráele muchas ganas de sonreír... que a veces en la vorágine del estres diario, parece que está enfurruñada con la vida.

Y hemos dejado para el final a aita... Él casi nunca pide nada a no ser que haya algo que le haga falta. Este año todavía no ha dicho ni mu... ¡pero ya sabemos! Otra ración de ánimo, de la misma que pedimos el año pasado, para estar siempre de buen humor, no quejarse de casi nada y afrontar la vida de una forma positiva y con una sonrisa. Siempre con ganas de jugar, de hacer reír a las enanas y, por supuesto, dispuesto a cualquier #txikiplan.

¡Ala! Pues algo si que necesitaba, sí. Tráele, por favor, poco más de memoria porque a veces se despista y se le olvida alguna cosilla. Y ama se enfada... pero con este regalo ¡vamos a solucionarlo!

¿Has visto Olentzero? La carta es muy larga, pero, en resumen, lo que pedimos es para crecer y mejorar con familia, así que esperamos que nos lo traigas, todo, todo y todo. Un abrazo muy fuerte para ti y Mari Domingi. 


Una de las familias de Bilbao Txiki

Pan con Chocolate.... ¡¡Ropa de rechupete!!

El otro día os comentábamos en Facebook que Pan con Chocolate estaba de sorteo. Esperamos que pudieráis participar y quién sabe si alguno de vosotros/as fue el ganador de la prenda a elegir que sorteaban. ¡¡Ojalá!!

Es mencionar la marca y relamernos, porque somos auténticas fans del chocolate… jeje. Pero en este caso, vamos a otra faceta, la de la moda, ¡¡que también nos gusta mucho!!


La verdad es que ya les conocíamos, porque el diseño de sus prendas es tan alegre que llama la atención, no hay ni una que no nos haya encantando. En determinadas ocasiones, por ejemplo cuando tenemos un evento especial, siempre nos da por cotillearles a ver qué nos proponen y la verdad es que... ¡¡No sabemos qué elegir!! Además, no sabíamos que eran de por aquí… así que hemos indagado un poco más y os lo contamos todo sobre ellos.


Es una empresa nacida en Bilbao y que hace prendas con un diseño especial, mucho colorido y un sinfín de detalles. En sus catálogos tienen dos líneas de ropa diferenciadas por colecciones, con prendas para bebés de 3 meses a 4 años y una segunda vertiente infantil desde los 2 a los 14 años. Es un poco más sport y con un look más desenfadado que la primera. Como veis... ¡tenemos cositas para elegir de todos los gustos!


Aunque alguno de vosotros no hayáis oído hablar de Pan con Chocolate, seguro que si os decimos que suele aparecer mucho en la tele, os suena un poco más. En el programa Pequeños Gigantes de Telecinco, donde los txikis lo dan todo y de qué manera (jijiji), mucha de la ropa es de esta marca.  Así que siempre podemos investigar sobre lo último en moda para nuestros enanos, mientras nos deleitamos con sus magníficas voces. ¿No es mala combinación, verdad? ¡¡¡Música y ropa chuli… requete genial!!!


Os comentamos también que tienen en marcha el Club Pan con Chocolate, con descuentos y promociones de las que informan puntualmente. Este es el link para que echéis una ojeada a las ventajas de pertenecer al club: www.panconchocolate.com/clubpch. Y por si les queréis seguir, también tienen Facebook, Twitter e Instagram. ¡Eso sí que es estar a la última y no sólo en cuestión de moda!


Por nuestra parte, cuando tengan alguna promoción o sorteo nuevo, os mantendremos informados. Y mientras tanto... ¡vamos a ver si elegimos qué poner a los txikis para ese evento tan especial que tenemos!


Y la Navidad llegó a Zubiarte...

El pasado viernes, igual en estos momentos más conocido como Black Friday... estaba siendo negro.  ¡Pero negro de verdad! ¡Menuda calada nos pillamos hasta llegar al centro comercial Zubiarte con toda la txikitropa!


Era día festivo en muchos colegios de por aquí, así que se juntó el día libre con las multitudinarias compras aprovechando esta nueva tradición del Viernes Negro. Y una  lluvia  incesante en Bilbao, para variar, vamos que ¡¡¡menuda bomba de relojería todo junto!!!

El caso es que después de toda la semana sin poder "parquear" por el mal tiempo, nos aventuramos a irnos a poner a cubierto después del cole -nosotros sí tuvimos clase-, aprovechando que ese día en Zubiarte era el encendido navideño y que con ello daban comienzo los días de trajín, de compras, de actividades lúdicas durante los días de vacas del cole...

Allá que nos fuimos, y a las seis y media de la tarde se encendieron las luces del árbol, de dimensiones espectaculares. El árbol ilumina todo el centro comercial y los txikis alucinan con su tamaño, pero sobre todo, les gustó el espectáculo que hay a los pies del mismo. Aunque la verdad es que la primera sesión fue un poco caótica y no organizada del todo bien... la cosa fue mejorando en las sesiones siguientes.


Y es que... atención por favor amatxu y aitas: las actuaciones son para los niños y niñas; si nos ponemos nosotros en primera fila y con ellos en los hombros, evidentemente las opciones para quienes se ponen detrás quedan muy limitadas.

Pero bueno, valió la pena porque  entre el gran árbol, el bonito espectáculo similar al que se ponía en El Corte Inglés hace años, y la zona de juegos que hay para los txikis echamos la tarde, que no es poco cuando te mueves con más renacuajos que dedos tienes en las manos...




 ¡Ah! Y nos trajimos la carta para escribir al Olentzero, que una ayudante de nuestro carbonero favorito nos la dio para escribirla con calma en casa.


Algún otro día nos acercaremos a volver a verlo y aprovechar a hacer alguna compra, ya que el día no era muy propicio para moverse en exceso con los enanos, pero cumplimos el objetivo. ¡¡¡Que empiece la Navidad!!!