Barra de navegación horizontal con listas y estilos CSS
Mostrando entradas con la etiqueta playa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta playa. Mostrar todas las entradas

Cinco planes a remojo con txikis!

Pero qué a gustito se está a remojo en días como los de hoy, en los en que aprieta el calorcete, ¿eh? Lo estábamos esperando como agua de mayo, y el buen tiempo ha llegado… a ver si es para quedarse, que con el Euskadi tropical que tenemos por aquí… ¡no sé yo!

El otro día os hablábamos de la iniciativa que han puesto en Getxo en las piscinas, y dándole unas vueltas y echando mano de la memoria… aunque cada vez se parece más a la de Doy y Nemo… hemos recopilado cinco planes a remojo para este veranito. ¡A ver qué os parecen! ¿Se os ocurren más que os apetezca compartir con nosotros?

1.- Bibliopiscinas. Tenemos en un montón de sitios por todo Bizkaia, así que es imposible señalarlas todas, pero por ejemplo, hay en Getxo, Bilbao, Durango… Preguntad en vuestros respectivos polideportivos, porque cada vez son más los recintos que mezclan la lectura y la piscina en verano.


2.- Hinchables en la piscina. Es una actividad que se viene haciendo desde hace tiempo en centros como AzkunaZentroa, aunque nos informan que ya no hay más días este verano con hinchables- Esta iniciativa también la hacen en ciertas piscinas municipales de Bilbao Kirolak, Santurtzi, Portugalete… Suelen programarlo en días puntuales, así que lo mejor es que preguntéis en recepción. Y si no hay, dadles la idea para los próximos veranos!

Hinchables en las piscinas de Artxanda. Foto: Bilbao Kirolak

3.- Chorros de agua en el Guggenheim. ¡Quién dice que es incompatible el asfalto y el calor? En la explanada del Guggenheim, junto a la zona inmensa de columpios, hay un montón de chorros para ponernos a remojo. Y en este caso, el #txikiplan es #gratis. Este año todavía no lo hemos hecho, así que no tenemos foto pero @mmprimeriza (madreprimeriza.com) nos ha prestado esta bonita imagen.


4.- ¿Os acordáis que estos días os hemos ido hablando de New Diversion Park? Es el parque acuático que han puesto esta semana en Gorliz y que está causando furor. En algunas páginas de descuentos tenéis ofertas con las que os saldrá más barato, pero si no, echad una ojeada en su página web.


5.- Guerra de agua. El más casero de todos los planes, ese que podemos hacer en cualquier lugar siempre que haya fuente… o no! Pistolas de agua, globos, cubos, disparadores de todo tipo… Cuando creíamos que estaba todo inventado, nos encontramos esto en Juguettos! Ya no hace falta estar todo el rato en la fuente llenando los globos a los txikis. Habéis visto este sifón tan útil? Cuesta 7,95 euros y viene con 250 globos. En su defecto, en cualquier tienda de chuches o “Todo a 100”, tenemos paquetes de cien globos por 0,90- 1 euros.  (https://juguettos.com/productos/sifon-globos-de-agua)


No nos digáis que todavía tenéis excusas para pasar calor??? Al agua patos!!!!!!!!!!!

Diversión familiar asegurada en el camping Itsasmendi

Esta es la experiencia de una amatxu de Basauri que se fue de escapada familiar a un camping de la zona de Landas y lo quiere compartir con todos nosotr@s. Esperemos que os guste y que ya de paso os animéis a escribirnos cositas tan chulas como esta, porque podemos aprender muchos los un@s de los otr@s... ¿de esto se trata, no?

¿Quién no tiene una amiga o un amigo que te aconseja y te lleva a sitios chulos? Pues yo soy muy muy afortunada y  por ello os lo quiero contar. Casi todos los años organizamos alguna escapada con mi cuadrilla a alguna casa rural para disfrutar de unos días de diversión con los amig@s de toda la vida y con todos nuestros peques.  Es una opción realmente fenomenal,  sin embargo, en esta ocasión nos apetecía cambiar a otro estilo de diversión y una de mis amigas nos habló de poder ir a la zona de Landas. Concretamente, se había informado acerca  del camping Itsasmendi (www.itsas-mendi.com) y así nos lo transmitió al grupo. 

A tod@s nos encantó la idea porque no nos pillaba demasiado lejos. Al ir con niños y niñas pequeñ@s el viaje no se les hace demasiado pesado (siempre a tener muy en cuenta) y también nos permitía tener más tiempo de ocio al no tener que invertir tanto rato en la carretera.  Y por supuesto, lo que más nos gustó es que hay  un montón de actividades para compartir con nuestros hij@s.

El camping se encuentra en el término municipal de Saint Juan de Luz, es muy familiar y lo regenta personal euskaldun. Como eramos cuatro familias, cogimos cuatro bungalows y nos arreglamos para poder comer y cenar juntos en las mesas que se encontraban  "frente a nuestras casitas", jijijiji (así decían nuestros txikitxus)


Los bungalows eran muy acogedores, amplios, bien equipados y con calefacción, algo muy importante porque por la noche hacía un poco de frío y se agradecía el poder templar las habitaciones. Nos gustaron mucho a tod@s, sobre todo a los peques, que en cuanto llegamos, no pudieron resistirse a la idea de poder fisgar dentro del bungalow y explorar por los alrededores para jugar juntos.

Una vez instalados, nos tentó la idea de bajar a la piscina descubierta ya que hacía un día muy soleado, con una temperatura buenísima de verano y eso que ya estábamos en otoño. Los crí@s se quedaron fascinados por los diferentes tamaños de toboganes, había algunos rectos y uno muy muy largo con muchas curvas... ¡¡era el más rápido!! Un hinchable ubicado cerca de la piscina agotaba las energías de estos incasables chiquitines. ¡Vamos! Un no parar para nuestros hij@s y cómo no, para el  nuestro propio, que se lo pasó en grande.


Ya por la tarde, como el sol nos abandonaba pronto y comenzaba a hacer fresco, teníamos la opción de ir a la piscina cubierta, otro gran momento de entretenimento ya que gracias al  agua calentita, la diversión se hacía más duradera. Y además descubrimos ¡una grata sorpresa! Había un estupendo jakuzzi que al ser una novedad para los enan@s, pues sencillamente les maravilló. Así que, pasando casi todo el día a remojo, ya me diréis, txikis y mayores terminamos agotados. Pero también de gustazo.. ¿eh?


Al día siguiente tuvimos la oportunidad de dar un paseo con nuestras bicis y llegar hasta la playa donde nuestros hijos pudieron jugar con la arena y ver el ajetreo de las olas del mar.


Y como broche final, dimos uso a una barbacoa nueva que había en la zona baja del camping. ¡¡Vaya jamada que preparamos!! No faltó de nada y no hubo nadie que no se pusiese  las botas.

¡¡En fin!! ¿Se nota que nos gustó mucho este sitio, verdad?  Una auténtica maravilla, para poder disfrutar en cuadrilla, en familia, porque ofrece una amplia diversión asegurada. Nosotros por supuesto que repetiremos.